Argentina, Energía renovable

Los vehículos eléctricos se preparan para tunear las calles argentinas

8 Ago , 2017
Energía Estratégica  

El Gobierno nacional ya diseñó algunas políticas de incentivos para rodados híbridos, eléctricos y a celdas de combustible (hidrógeno) que apuntan a desarrollar el mercado. Tanto desde el sector público como desde el privado las miradas están puestas sobre el año que viene.

Desde la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA), confían que entre fines de este año y principios del próximo, las automotrices ya pondrán a la venta los primeros modelos.

Es que a principios del mes pasado, el Gobierno nacional lanzó la Resolución 536/17, que se integra al Decreto 331, en el cual se aplican alícuotas reducidas del denominado Derecho de Importación de Extrazona (DIE), del 5% para vehículos terminados, 2% para semi armados y 0% para autopartes de rodados híbridos, eléctricos y a celdas de combustible (hidrógeno).

Según la norma, las automotrices radicadas en el país que demuestren interés en ingresar del extranjero este tipo de vehículos deberán respetar un cupo de 6.000 unidades por año, “en atención al desarrollo de la industria automotriz local, su nivel de producción y su vocación de incorporar a su oferta vehículos con las nuevas motorizaciones referidas”.

Para llevar a cabo este procedimiento, las terminales deberán responder a un formulario para comenzar con la gestión de las importaciones requeridas.

Una vez recibidas las solicitudes, la Subsecretaría de Industria emitirá, en un plazo no mayor a 30 días, las asignaciones y tendrá que suscribir los certificados de cupos de importación de estos tipos de modelos, certificados que tendrán una vigencia de 180 días corridos a partir de su fecha de emisión.

En diálogo con Energía Estratégica, Mariano Jimena, presidente de AAVEA, reconoce que el actual mercado de vehículos eléctricos es incipiente en Argentina, pero señala el 2018 será un año de despegue.

Para ello, el dirigente plantea que el próximo paso que se debería dar es “una Ley que contemple la movilidad eléctrica sostenible; que brinde reglas claras y precisas a largo plazo que es lo que requiere el empresario argentino para invertir”.

En esa misma línea, Juan Pablo Zagorodny, vicepresidente de AAVEA, cuenta a este medio que desde la Asociación están sosteniendo diálogos con distintos asesores de legisladores que impulsen una Ley de Vehículos Eléctricos.

“Estamos expectantes con que se promueva una normativa que termine de definir todos los aspectos y aporte seguridad jurídica a las inversiones”, manifiesta el segundo de AAVEA.

En 2014, el diputado Héctor Baldassi (PRO Córdoba) presentó un proyecto de Ley nacional de Vehículos Eléctricos y Alternativos, que proponía incentivos fiscales y beneficios aduaneros para el desarrollo de estos rodados. Hoy la propuesta cuenta sin estado parlamentario.

Desde la Asociación, es imprescindible que se lleven a cabo políticas que tiendan a depreciar el costo de los vehículos eléctricos. Actualmente estos rodados son más caros que los convencionales, pero desde AAVEA destacan que durante la vida útil terminan siendo más convenientes.

Jimena plantea que los vehículos eléctricos requieren de menor costo de combustible (la energía) y de repuestos, ya que el de combustión interna es mucho más complejo y requiere de mayor mantenimiento.

No obstante, el dirigente señala que en un futuro próximo los precios entre ambos vehículos tenderán a equipararse, lo cual harán más atractivos a los rodados eléctricos.

Este año hubo acciones concretas por parte del Gobierno. Los actores involucrados están interesados, como se puede ver con la inversión en cargadores eléctricos de YPF lo que es una buena señal; las automotrices se mostraron muy interesadas con el cambio arancelario que lanzó el Ejecutivo: entonces suponemos que para el año que viene habrá una amplitud del mercado”, destaca Jimena.

, ,


Últimos Tweets