Argentina, Empresas, Energía

Techint invertirá U$S 220 M en el mercado petrolero neuquino

13 Ago , 2016
Diario de Río Negro  

A través de su subsidiaria Tecpetrol, el holding que maneja Paolo Rocca obtuvo dos concesiones de 35 años en Vaca Muerta en las cuales invertirá 220 millones de dólares en cinco años. De tener éxito, los trabajos exploratorios podrían disparar desembolsos por más de 6.000 millones de dólares en las próximas tres décadas.

Si bien la empresa ya tenía presencia en la cuenca, se trata de la primera inversión de peso en el mercado del upstream con una fuerte apuesta al gas no convencional, un combustible clave para alimentar su negocio siderúrgico en Campana, y para el cual también posee eslabones en el sector distribución, con su participación accionara en Transportadora de Gas del Norte y Litoral Gas.

A través de dos decretos, la provincia de Neuquén autorizó dos concesiones no convencionales en el campo Punta Senillosa (dentro de la concesión Los Bastos) y en Fortín de Piedra.

En Punta Senillosa, ubicada al norte de la localidad homónima, la esperanza está puesta en el tight gas. Allí se perforarán cuatro pozos verticales en los próximos dos años con entre 6 y 11 etapas de fracturas. El monto de inversión rondará los 20 millones de dólares, que incluyen una planta compresora. La expectativa es que las perforaciones devuelvan una producción acumulada de 80 millones de metros cúbicos de fluido en su vida útil.

El objetivo será una vieja conocida neuquina, la formación Lajas. Esta franja geológica no deja de producir buenas noticias para el desarrollo petrolero local, con positivos resultados en gas en varios yacimientos y de la mano de distintas operadoras. En Punta Senillosa la subsidiaria de Techint ya perforó tres pozos con este objetivo que arrojaron buenos resultados.

Pero el corazón de su negocio en Vaca Muerta estará en Fortín de Piedra. Allí la apuesta es al shale gas, tanto en la ventana seca como en la húmeda. La empresa invertirá 200 millones de dólares para perforar cinco pozos –uno vertical y cuatro horizontales– para los cuales espera una producción acumulada de 140 millones de metros cúbicos. Si el piloto prospera, se lanzará una campaña de 500 perforaciones con una inversión de 6.000 millones de dólares.

Tubos en baja

La emergencia de Vaca Muerta implicó una expansión para el negocio central del grupo Techint, la fabricación de tubos sin costura. Se trata de un producto central para la industria petrolera, tanto para el tendido de gasoductos como para la perforación de pozos.

Sin embargo, la venta de caños del principal proveedor del mundo cayó un 11% en el segundo semestre, en línea con la fuerte baja de la actividad en Estados Unidos y la caída de proyectos de gasoductos en Argentina y Brasil, según informó la empresa radicada en Luxemburgo en su propio balance.

Si la mirada se posa sobre el resultado del semestre, la facturación de la compañía se desplomó un 42%.

Aún así, la empresa cree que mejorará su situación a partir del último trimestre, donde aguarda una mejora en la actividad en América del Norte, que sin embargo estará condicionada fuertemente por el precio internacional del petróleo.

1419955934_679701_1419956097_noticia_normal

El desarrollo de Vaca Muerta abrió una oportunidad de negocios para Tenaris, la subsidiaria que fabrica caños. A los depósitos que tenía en la región para un mejor manejo de stock del producto, la empresa montó un nuevo centro de logística en Senillosa, adonde llegan los tubos a través del tren de carga.

La compañía invirtió unos 4 millones de dólares para poner en valor un predio de 10 hectáreas en el Parque Industrial de la localidad, en tierras que la provincia le cedió al municipio.

Ahora, el holding de Paolo Rocca se anota entre los principales tenedores de acreaje renegociado en Vaca Muerta, en lo que aspira a ser un negocio futuro central para la compañía.

, , , , , ,


Últimos Tweets