Mundo

ShaleSeguro en España: visita de campo a las Black Shale de la costa asturiana

17 Abr , 2015
ANDREA V. PÉREZ (ENVIADA ESPECIAL)  

Oviedo, España (Enviada Especial) – ShaleSeguro recorrió la zona de Playa de Vega, en el cierre del II Curso de HNC dictado con la Universidad de Oviedo con el apoyo de Fundación Repsol. Se trata de un lugar en el que pueden reconocerse las afloraciones de la roca madre que encierra gran parte del potencial no convencional de España.

En la costa asturiana del Mar Cantábrico, cerca de la localidad de Ribadesella, la prueba de la existencia de hidrocarburos no convencionales en el subsuelo español aflora con fuerza desde las profundidades de la tierra, regalando una hermosa postal para los ojos de los turistas y el mapa a un tesoro aún por descubrir para los geólogos e ingenieros.

En Playa de Vega la costa está atravesada por una serie de rocas que el geólogo José Antonio Sáenz de Santa María Benedet identificó como un “corte estratigráfico de una serie que es una mezcla de pizarras o lutitas orgánicas (black shales) intercaladas con capas de carbonato cálsico de edad jurásica y que resultan ser la roca madre de todo el petróleo y el gas que se ha generado en la Cuenca Vasco Cantábrica”. Allí, bajo el sol de una mañana clara y despejada, y en contraste con el blanco de las olas y el verde de las montañas, las rocas de esquisto resaltan por su negro profundo y brilloso.

Esta cuenca en hidrocarburos  incluye las provincias de Santander, Vizcaya, Guipúzcoa, La Rioja, Navarra, parte del valle del Ebro, extendiéndose también a la plataforma continental. Toda esa zona es la que en España va a generar más interés para la explotación de shale gas. La roca madre aflora aquí y también en Reinosa, provincia de Santander, y en algunas zonas de la provincia de Burgos”, aclaró Sáenz de Santa María en una entrevista exclusiva luego del viaje de campo y agregó: “Hoy lo que vimos es un pedacito de esa formación que ha dado origen al petróleo y el gas convencional”

Para explotarla, los pozos con hidrofractura se harían en todo el norte de España: Burgos, norte de Palencia, Cantabria, Vizcaya, País Vasco, Zaragoza. Pero las duras trabas ambientales impuestas por las autonomías y las indefiniciones respecto al tema que ha mostrado la clase política española, genera que ni siquiera puedan estar realizándose trabajos exploratorios para tener resultados precisos que permitan estimar con mayor certeza el volumen de ese potencial.

“Sin duda tendríamos también off shore porque en toda la plataforma continental del Mar Cantábrico hay pozos con muchos indicios de gas convencional y debajo, alrededor de los 2500 mts de profundiad existe una formación rocosa que podría ser accesible con el fracking y las técnicas del No Convencional. Aquí lo importante no es tanto la fracturación hidráulica, sino la dirección de los pozos. Poder dirigir los pozos es lo que cambia todo”, se entusiasmó el entrevistado.

Convencido de que España está perdiendo tiempo y recursos muy valiosos, este  geólogo que durante años dirigió el departamento de Geología de la minera Hunosa y también buscó petróleo para Campsa, subrayó que  en la península hay otro tipo de shale gas, encerrado en capas de carbón, en la zona de la Cuenca Carbonífera Central. Allí, recordó  Sáenz de Santa María, “ya hubo un proyecto en los 90 que ha quedado sin estudiarse y sin dudas se lo debería retomar. Allí no hay dudas: hay gas a gran profundidad, entre 1000 y 3000 mts.  La cuenca tiene 65 millones de toneladas de carbón, lo que significa aproximadamente 12 mil millones de metros cúbicos de gas. Eso está ahí y sin investigar”, se lamentó. Un dato no menor respecto a las potencialidades y el valor de esta roca generadora, según señaló este estudioso del suelo durante el curso en la Universidad de Oviedo, es que“comparte características y origen geológico con la formación Marcellus”, reconocida como uno de los epicentros del shale boom en EE.UU..

 

, , ,


Últimos Tweets