Argentina

Especialistas del Clicet sostienen que por el shale se podría autoabastecer al país

22 Ago , 2013
Federico Bernal y Ricardo De Dicco  

El potencial de recursos técnicamente recuperables en el yacimiento de Vaca Muerta tiene un horizonte de vida de 78 años de petróleo y 174 años de gas, a los niveles actuales de consumo.

El pasado miércoles 24 de julio el Poder Ejecutivo de la provincia de Neuquén, en calidad de autoridad de aplicación, poder concedente y titular del dominio de los hidrocarburos ubicados en su territorio, firmó el acuerdo con YPF para la puesta en valor de una fracción de la formación Vaca Muerta, la cual había sido presentada días atrás ante el Ministerio de Energía y Servicios Públicos neuquino.

El gobernador Jorge Sapag aprobó el acuerdo por decreto, que será remitido a la Legislatura provincial para su tratamiento, esperándose su aprobación en el mes de agosto. Cabe recordar que en 2006 fue sancionada la Ley 26.197 de Federalización de Hidrocarburos (exigida por la Reforma Constitucional de 1994), que en su artículo primero sustituye el art. 1º de la Ley 17.319 de Hidrocarburos, transfiriendo la propiedad de los hidrocarburos de Nación a las provincias, correspondiendo sólo al Estado Nacional los hidrocarburos ubicados en áreas off-shore a partir de las 12 millas marinas. Por consiguiente, es responsabilidad y poder de decisión de las provincias conceder permisos de exploración, concesiones de explotación y prórrogas, así como también fijar tasas de regalías, controlar las inversiones de las empresas y exigir el cumplimiento de todos los artículos de la Ley 17.319 de Hidrocarburos.

PLAN DE DESARROLLO DE YPF EN ÁREA GENERAL MOSCONI
El plan de desarrollo de YPF sobre el área General Mosconi, de 395 km2, ubicado en la formación geológica no convencional de hidrocarburos Vaca Muerta, y que fuera recientemente concesionada por la provincia de Neuquén a YPF, contempla en principio la ejecución de un programa piloto para la exploración y desarrollo de shale gas y shale oil en un área delimitada de 20 km2 (áreas Loma Lata Norte y Loma Campana). Esta primera etapa demandará una inversión de US$ 1.500 millones (US$ 260 millones YPF + US$ 1.240 millones Chevron), de los cuales US$ 1146 millones serán destinados a la perforación de 115 pozos y el resto corresponderá a erogaciones relacionadas, con un plazo máximo de ejecución de 18 meses. Una vez aprobada la concesión a YPF por parte de la Legislatura neuquina, Chevron desembolsará una primera inversión de US$ 300 millones. Durante el primer semestre de 2015 se iniciará una segunda etapa concerniente a la exploración de riesgo, desarrollo y producción que tendrá una duración de cinco años, en la que YPF deberá invertir U$S 9000 millones (a razón de U$S 1800 millones anuales) para la perforación de 900 pozos sobre los 395 km2 del área General Mosconi. Como fuera mencionado en nuestro artículo del 24 de julio (ver “Vaca Viva” y el General Mosconi – Tiempo Argentino), YPF no sólo será el único titular de la concesión de explotación, sino que además tendrá a su cargo la dirección del proyecto, la administración de las inversiones y la futura explotación comercial por un período de 35 años, estimándose una inversión total (compartida con su socio estratégico Chevron) de U$S 26.500 millones, de los cuales aproximadamente U$S 16.500 millones serían destinados a la perforación de 1677 pozos y los U$S 10 mil millones restantes corresponderían a erogaciones relacionadas. Mientras tanto, el objetivo primario de YPF en dicha área será lograr hacia 2017 una producción diaria de petróleo y de gas natural equivalente al 24,6% y al 10,5%, respectivamente, de la extracción actual de la compañía en todo el país. YPF y Chevron podrán beneficiarse del régimen de promoción de inversiones establecido por el Decreto 929/2013 a partir del quinto año de inversiones genuinas, que establece la posibilidad de exportar hasta un 20% de la producción hidrocarburífera y disponer libremente del 100% de las divisas generadas. Asimismo, YPF se verá beneficiada por el Decreto 927/2013 para la importación de tecnologías y equipamientos requeridos en la exploración, desarrollo y producción de esta formación geológica no convencional de hidrocarburos. Por supuesto que la experiencia adquirida por Chevron durante los últimos años será transferida a YPF, convirtiéndose en otro pilar fundamental para transformar a la petrolera estatal argentina en líder regional en no convencionales.

POTENCIAL DE VACA MUERTA
Cabe destacar que de los 30 mil km2 que comprende la formación geológica de hidrocarburos no convencionales Vaca Muerta, YPF posee derechos sobre 12 mil km2. El potencial de recursos shale gas y shale oil técnicamente recuperables en Vaca Muerta, según publicó en un reciente informe la Administración de Información Energética del Departamento de Energía de Estados Unidos, se estima en 2544 millones de metros cúbicos de petróleo (más de seis veces el remanente actual de las reservas comprobadas de crudo de todo el país y un horizonte de vida de más de 78 años al ritmo de consumo actual) y en 8,7 billones de metros cúbicos de gas natural (más de 26 veces el remanente actual de las reservas comprobadas de gas natural de todo el país y un horizonte de vida de más de 174 años al ritmo de consumo actual). Ese mismo estudio sitúa al potencial total de shale gas y de shale oil de Argentina en el segundo y cuarto lugares, respectivamente, a nivel mundial.

INVERSIONES DE LA GESTIÓN PÚBLICA DE YPF
La gestión pública de YPF logró perforar hasta el momento más de 90 pozos en Vaca Muerta obteniendo en la actualidad una producción diaria de petróleo de casi 1600 metros cúbicos (equivale al 5% de la extracción total de YPF en todo el país). Por otra parte, la YPF gestionada por el Estado Nacional logró frenar a fines de 2012 la caída de la producción hidrocarburífera provocada por la pésima gestión de Repsol (en petróleo desde 1999 y en gas desde 2005), mostrando en 2013 signos de recuperación, en base a datos de la Secretaría de Energía de la Nación: la extracción petrolera y gasífera de YPF aumentaron en junio de 2013 un 2,1% y 0,4%, respectivamente, en relación a igual mes del año anterior. Cabe destacar que, en base a los estados contables de YPF, las inversiones se incrementaron 25,6% en 2012 respecto al año anterior, y en el primer trimestre de 2013 aumentaron 100,8% en relación a igual período del año anterior.

APORTES DEL GOBIERNO NACIONAL A LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN
El gobierno nacional aportará $ 1000 millones para el financiamiento de 64 obras en las localidades petroleras de la provincia del Neuquén. Las obras públicas corresponden a infraestructura de hospitales, escuelas y viviendas, que beneficiarán a los municipios de Añelo, Rincón de los Sauces, Buta Ranquil, Barrancas; y las comisiones de fomento de Octavio Pico, Aguada San Roque, Los Chihuidos y Sauzal Bonito, todos ellos dentro del radio de influencia del proyecto. Por otra parte, se contempla la construcción y pavimentación de rutas y obras de infraestructura de interconexión que beneficiarán a los municipios de Neuquén, Centenario, Vista Alegre, San Patricio del Chañar y Añelo. En fin, la firma de Neuquén del acuerdo con YPF para la puesta en valor del área General Mosconi contribuirá a fortalecer el autoabastecimiento energético nacional, a la vez que generando en dicha provincia unos 12 mil nuevos puestos de trabajo (1500 directos y 10.500 indirectos).

Argentina

Vaca Muerta: Parque petrolero promete cambiar futuro energético de Argentina

22 Ago , 2013
Shale Seguro  

Vaca Muerta, la gigantesca formación de hidrocarburos no convencionales de Argentina, se ha convertido, en pocos meses, en una especie de “parque jurásico” petrolero que promete cambiar radicalmente el desértico paisaje local y el futuro energético del país.

Vaca Muerta, que en total abarca 30.000 kilómetros cuadrados -casi el tamaño de Bélgica- y se extiende por cuatro provincias argentinas, irrumpió en el escenario internacional en mayo de 2011 cuando YPF, entonces bajo control de la española Repsol, anunció resultados exitosos en la fase de exploración de la formación.

Actualmente, una quincena de petroleras tiene derechos de explotación en esta formación, pero YPF, con concesiones sobre 12.450 kilómetros cuadrados, lleva la delantera en la producción de petróleo de esquistos bituminosos y en las primeras experiencias en marcha para extraer gas no convencional.

Localizada unos 1.100 kilómetros al suroeste de Buenos Aires, en la provincia de Neuquén, los primeros signos de transformación ya comienzan a palparse en el área Loma La Lata Norte-Loma Campana, punta de lanza para el desarrollo del petróleo de esquisto en Vaca Muerta.

Aquí, la petrolera YPF, bajo control del Estado argentino tras la expropiación del 51 por ciento de las acciones a Repsol, explota 90 pozos y espera sumar otros tantos para finales de año.

“Hace un año aquí no había nada”, explica el gerente de Negocios No Convencionales de YPF, Pablo Iuliano, en un vuelo en helicóptero con periodistas sobre el área de 300 kilómetros cuadrados, donde en una década la petrolera planea perforar un total de 2.000 pozos, con una inversión de 15.000 millones de dólares.

Es un proyecto ambicioso al que la mayor productora de hidrocarburos de Argentina espera sumar en breve a la estadounidense Chevron, con una inversión inicial de 1.500 millones de dólares.

Unos 1.300 técnicos y operarios trabajan a diario en este área, para extraer crudo de la roca madre, a unos 3.300 metros de profundidad, donde están los estratos de Vaca Muerta, formados hace 130 millones de años, en el jurásico superior, cuando las aguas del Pacifico dejaron sus sedimentos ricos en materia orgánica.

Aquí ya no reinan los grandes saurios -aunque cada tanto se encuentran restos fósiles- sino los “viejos”, como se llaman amistosamente entre si los propios técnicos petroleros por sus rostros curtidos por el viento y el frío extremo de la zona.

Tanto la capital provincial, Neuquén, a unos 90 kilómetros de los pozos, como el cercano pueblo de Añelo, de unos 6.000 habitantes, viven una explosión comercial y de construcción gracias a la “leche” de esta Vaca Muerta.

Pero esta actividad, que promete incrementarse en los próximos años, no sólo constituye un milagro económico para los locales. Representa, sobre todo, la gran esperanza de Argentina para revertir su déficit energético, por el que este año se verá obligada a importar hidrocarburos por 13.000 millones de dólares.

Según Iuliano, con el desarrollo completo del área Loma La Lata Norte-Loma Campana y de otra similar a ésta Argentina podría lograr el auto-abastecimiento “y tendría incluso un saldo para exportar”.

De acuerdo a informes del Departamento de Energía de Estados Unidos, sólo el potencial de crudo no convencional técnicamente recuperable de Argentina es de 27.000 millones de barriles, lo que le ubicaría como cuarto país en el mundo con más recursos de este tipo.

El potencial de gas no convencional es de 802 trillones de pies cúbicos, lo que posiciona a Argentina segunda en el mapa mundial del gas de esquisto.

Eso multiplica en forma exponencial los recursos del país, una riqueza que para ser desenterrada, según el calculo de los expertos, demandará la friolera de 250.000 millones de dólares en inversiones y varios años de trabajo en este rincón remoto del mundo.

Argentina

Miguel Galuccio pidió “ser serios desde el punto de vista de los comentarios”

22 Ago , 2013
Shale Seguro  

El presidente de YPF consideró “un insulto a la inteligencia de los argentinos, o al menos un insulto a mi inteligencia”, las descalificaciones al acuerdo con la petrolera estadounidense.

En ese sentido, pidió “darle la bienvenida a las compañías que quieren invertir en la Argentina y que están apostando, porque necesitamos mucho más de ellas”.

Galuccio reclamó “ser serios desde el punto de vista de los comentarios, cuando alguien escribe algo en un periódico o en un diario”, al hablar en la reunión del Consejo de las Américas, en la que participan autoridades nacionales y provinciales, además de los principales candidatos de la oposición.

El funcionario manifestó asimismo que el resto de la industria de hidrocarburos “no ha reaccionado” con la velocidad con que lo hizo la compañía estatal, por lo cual la producción del sector “sigue cayendo este año, y no por YPF”.

Expertos

Experto afirmó que no se afectarán las reservas de agua potable por Vaca Muerta

18 Ago , 2013
Ricardo de Dicco - Director de Clicet.  

Las rocas generadoras de gas de esquisto (shale gas) y petróleo de esquisto (shale oil) se encuentran mayoritariamente en nuestro país entre los 2500 y los 4500 metros de profundidad, y en el caso de la formación Vaca Muerta, a más de 2800 metros.

Los acuíferos de agua potable se ubican a menos de 300 metros de la superficie. La estimulación hidráulica se emplea para triturar estas rocas generadoras, y demanda entre 2 y 5 días de la inyección a muy alta presión de fluidos (95 por ciento de agua, 4,51 de arenas especiales y 0,49 de aditivos químicos de aplicaciones comerciales y hogareñas) para producir artificialmente fisuras que faciliten la extracción de esos hidrocarburos.

No existe forma física para que dichos hidrocarburos puedan migrar hacia arriba y alcanzar los acuíferos, porque entre éstos y la roca generadora existen numerosas capas sedimentarias impermeables que actúan como aislantes naturales, y fundamentalmente porque la perforación de los pozos se realiza combinando un encamisado de acero protector con fraguado de cemento.

Los fluidos empleados en estas instalaciones luego son almacenados en tanques de acero para su tratamiento y reciclado, siendo recuperado incluso alrededor del 30 por ciento del agua de producción inyectada, para su posterior tratamiento o confinamiento o para ser empleada nuevamente en yacimientos.

Los volúmenes de agua requeridos tampoco vaciarán los acuíferos, porque su consumo representa menos del 0,1 por ciento del caudal mínimo anual total de los ríos de Neuquén, así como tampoco las vibraciones producidas por la estimulación hidráulica de la roca generadora de hidrocarburos puede provocar eventos sísmicos que resulten en emergencias o desastres (como los de origen natural) porque las mismas son 100.000 veces inferiores a la percepción humana.

Tampoco existen registros ni tampoco documentos científicos que hayan establecido un vínculo entre el mencionado método de extracción no convencional con eventos sísmicos.

Argentina

La discusión sobre el método no convencional y los recursos estratégicos

18 Ago , 2013
Raúl Dellatorre - Periodista  

El tratamiento legislativo en Neuquén de una modificación al contrato de concesión a YPF de un área en la formación Vaca Muerta dio lugar a cuestionamientos de ambientalistas y políticos, pero también a explicaciones de especialistas que buscaron echar cierta luz sobre una cuestión habitualmente tratada en las sombras. Las dos preocupaciones centrales son si la extracción del crudo y el gas por estimulación hidráulica podría provocar la contaminación de las napas de agua cercanas al yacimiento, y una alteración del subsuelo por vibración que pudiera derivar en eventos sísmicos.

Las advertencias buscan encender luces de alarma, las explicaciones técnicas intentan serenar los ánimos dando luz verde a los sistemas no convencionales, en los que Argentina se juega buena parte de su futuro energético. Aquí va una aproximación al conflicto y a las distintas posturas.

La reforma al contrato de concesión, que habilitaría a YPF a seguir adelante por otros 35 años con el desarrollo del área General Mosconi, en Vaca Muerta, ya obtuvo voto favorable en la Comisión de Hidrocarburos de la Legislatura neuquina. Pero la semana entrante seguirá con el tratamiento desde la óptica ambiental, para lo cual el gobierno de Jorge Sapag prometió acercar todos los elementos necesarios para su análisis. El propio gobernador manifestó, el último viernes, sentirse “muy tranquilo con el tema ambiental: las tres cuartas partes del expediente que fue a la Legislatura están referidas al tema”. Mencionó “la prohibición de usar el agua del subsuelo para todo tipo de fractura, reutilización del agua de reflujo para ser aplicada otra vez a todo lo que es fractura: tratamiento del agua de reflujo para sacarle las impurezas y, por supuesto, todas las normas exigibles como es una licencia ambiental por pozo”. Además, aseguró que la provincia está incorporando los recursos humanos y materiales necesarios “para ir haciendo los monitoreos”.

La mayor parte de las demandas, si no todas, toman como base los antecedentes de países europeos y de Estados Unidos para sostener la inconveniencia de la Estimulación Hidráulica. Los que defienden su uso en Argentina señalan que las condiciones geofísicas locales son las que determinan la ausencia de riesgo de contaminación de las napas acuíferas en el caso de Vaca Muerta. Pero en Estados Unidos la explotación de hidrocarburos por Estimulación Hidráulica sigue avanzando y está transformando radicalmente el balance petrolero de ese país: lo que antes obtenía en el plano militar conquistando el control de áreas del mundo ricas en hidrocarburos para asegurarse el abastecimiento, ahora lo obtiene de su propio subsuelo.

Pero, además, estudios recientes (Laboratorio Nacional de Tecnología Energética, Departamento de Energía) en el condado de Greene (Pittsburg, West Virginia) estarían señalando la ausencia de riesgos en el comportamiento de los fluidos utilizados en fractura hidráulica con respecto a la afectación de fuentes de agua potable y en relación al comportamiento sísmico.

Argentina enfrentará el desafío de reconstruir su autoabastecimiento energético, que depende en forma crucial de los hidrocarburos. La discusión de la cuestión ambiental requiere de información técnica. El contrato de YPF con Chevron se cuestionó sin considerar las responsabilidades y el control de las operaciones que el acuerdo le concedía a la petrolera nacional por sobre la estadounidense. Ahora, en el tema ambiental, son muy serios los interrogantes pero no siempre hay predisposición a escuchar las respuestas. Mucho de lo que se discutió y discutirá en Neuquén dará una oportunidad de conocer unos y otras.

Energía, Mundo

México: Aseguran que el shale gas generaría hasta 50 mil empleos

12 Ago , 2013
Rubén Moreira Valdez - Periodista  

La explotación de shale gas en la zona Norte de Coahuila podría generar, en su periodo de máxima capacidad, hasta 50 mil empleos entre directos e indirectos, consideró el gobernador Rubén Moreira Valdez. Hasta ahora, con las primeras exploraciones en el municipio de Guerrero, se ocupó a unos 500 trabajadores.

“Yo estimo que el shale gas nos puede generar más o menos unos 50 mil empleos. Ahora mismo la pura exploración Pequeñita, que se está haciendo, está generando 500 empleos en la zona de Guerrero, Coahuila, que es casi el equivalente a la mitad de la población de Guerrero”, explicó.

Consideró que Coahuila está en un momento ideal para que se aprovechen los recursos energéticos del subsuelo, tanto el gas y algunos derivados del petróleo, como el carbón y otros minerales.

“Para finales de este siglo, los combustibles fósiles ya no se estén utilizando en el mundo, entonces o los utilizamos ahorita o nos quedamos con ellos enterrados. Alemania va a dejar de utilizar el año que entra el combustible producto del carbón, entonces lo utilizamos ahora o nuestros hijos ya no lo van a necesitar porque va a haber energía eólica y energía solar, entonces nos vamos a quedar con nuestra riqueza enterrada, que va a valer nada”, apuntó.

Pero mientras el optimismo industrial y económico está planteado en la explotación de shale gas que podría iniciar en los próximos meses, por ahora el país está dentro de una parálisis económica que, de acuerdo con el Gobernador, podría afectar a la pequeña y mediana industria.

Anticipó que para contrarrestarla, su Gobierno se dará prisa en resolver los procesos de licitación de obra pública para que las inversiones se apliquen en el menor tiempo posible y la generación de empleo se reactive.

“Lo que corresponde a la gran industria no traemos problemas porque va a seguir creciendo. De hecho vamos a anunciar varias inversiones grandes en los próximos días. En cuanto al resto de las ramas económicas vamos a acelerar los concursos que hace el Gobierno del Estado, las licitaciones, para activar el sector de la construcción, vamos a seguir desregulando para que sea más fácil la inversión”, señaló.

Mundo

Encuentran en Paraguay una gran reserva de gas no convencional

20 Jul , 2013
Shale Seguro  

El gas de esquisto (conocido como shale gas) encontrado en Paraguay representa uno de los descubrimientos más importantes en el ámbito de los hidrocarburos, gas atrapado bajo la superficie terrestre en una formación geológica denominada “roca madre”.

[youtube w=”420″ h=”315″]http://www.youtube.com/watch?v=96bkKch1DsU[/youtube]

Según la Agencia de Información y Administración de Energía de Estados Unidos, bajo toda el subsuelo paraguayo posee una inmensa capa de esquisto, que es la roca que tiene atrapado el gas natural. Así, el país en un potencial productor de gas natural, estimándose la capacidad en 62 trillones de pies cúbicos del gas.

De explotarse este potencial recurso, Paraguay ya no tendría que depender de otros países para proveerse del hidrocarburo.

Expertos

La estimulación hidráulica no genera más peligro que las técnicas tradicionales

18 Jul , 2013
Ángel Cámara - Decano del Colegio de Ingenieros de Minas del Centro.  

La estimulación hidráulica está en boca de todos. Su utilización para la obtención de gas no convencional ha levantado expectativas, pero también dudas que han llevado a algunos colectivos a convertirse en oposición y solicitar su prohibición.

Las sociedades modernas dependen de los hallazgos científicos y de la aplicación de nuevos conocimientos mediante la tecnología para seguir avanzando. Por eso, expertos y técnicos debemos participar en el actual debate energético, desde el rigor y la imparcialidad, para ofrecer claridad y respuestas a los ciudadanos y elementos de juicio a las Administraciones que son quienes, finalmente, han de tomar la decisión más conveniente a la sociedad.

En España, un primer paso ha sido la elaboración, por parte del Consejo Superior Colegios de Ingenieros de Minas, del informe Gas No Convencional, una oportunidad de futuro, con la participación de universidades, sindicatos, administraciones públicas, empresas y organizaciones empresariales, comprometidos con la sustentabilidad del abastecimiento energético y la protección del medio ambiente.

Como codirector de dicho informe puedo asegurar que el proceso de elaboración desde perfiles y visiones tan diferentes no fue tarea fácil. Pero sabíamos que era necesario para obtener un documento de referencia (que no el único). Hoy, los ciudadanos disponen de un estudio que profundiza en todos los aspectos de la fracturación hidráulica, desde el consumo de agua y uso de aditivos químicos hasta la generación de sismos asociada o la utilización del suelo.

La técnica no es un peligro pero, como en cualquier industria, tenemos que asegurar que se aplica de una forma correcta. Dicho de otro modo, los ciudadanos no deberían preocuparse por una técnica cuyos riesgos son gestionables, sino estar expectantes de que los operadores cumplan la normativa y apliquen las mejores prácticas que los obligan a proceder con las máximas garantías de seguridad.

Tomemos, por ejemplo, la hipotética contaminación de los acuíferos. ¿Qué precauciones debemos tomar desde que se empieza a construir un pozo? Son varias, entre ellas, el uso de una triple protección de un acero especial con cemento interanular que hace totalmente imposible que exista un contacto entre el fluido de fracturación o el gas metano y los acuíferos.

Son también numerosas las críticas sobre el uso de agua. Se dice que se emplean enormes cantidades para fracturar un pozo, pero hay que saber que esa es una operación que dura unas cuatro horas y se hace normalmente una sola vez, y para ella se utiliza la misma cantidad de agua que la necesaria para regar un campo de golf durante dos o tres semanas.

En comparación, la energía generada con gas no convencional precisa de una décima parte del agua necesaria para producir la misma cantidad partiendo del carbón. Además, el agua se reutiliza. Una vez depurada, los residuos deben ser gestionados. Lo que, de nuevo, no significa que sean peligrosos si se cumple estrictamente la legislación.

Presentar los riesgos asociados con la fracturación hidráulica como un mal irreversible o una fatalidad está totalmente injustificado. Los ingenieros tenemos tres máximas para determinar la viabilidad de cualquier proyecto: capacidad técnica existente, viabilidad económica y sostenibilidad ambiental. La existencia de los tres es un requisito imprescindible para el éxito de cualquier proyecto. Sin excepción, y por muy atractivo que el potencial de un recurso como el gas no convencional pueda parecer.

Tras reflexivos debates técnicos, sin juicios a priori, inspirados por el rigor y el conocimiento, los expertos y partes integrantes del grupo de trabajo sobre la fracturación hidráulica del Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas hemos concluido que, con la tecnología y los controles adecuados, la industria de la extracción del gas no convencional tiene un riesgo similar a cualquier otra industria extractiva o transformadora.

Los proyectos en marcha representan una oportunidad para explorar nuestro territorio y, eventualmente, confirmar las estimaciones de recursos que hoy día situamos en torno a los 39 años del actual consumo en España. Por tanto, recorramos este camino con decisión y con las máximas garantías de seguridad.

Expertos

Especialista española en geología manifiesta que los riesgos de la fractura son un “mito”

22 Jun , 2013
Shale Seguro  

Entrevista a Dra. Yolanda Sánchez Moya, licenciada en Ciencias Geológicas por la Universidad Complutense de Madrid (1986) donde también realizó su Tesis Doctoral (1991). Con posterioridad, amplió estudios en el Instituto Francés del Petróleo de París (Francia) y en el Instituto Español de Oceanografía. Su investigación ha estado ligada a las líneas de Análisis de Cuencas, y Paleoclimatología y Cambio Global que se desarrollan en el Departamento de Estratigrafía y en el CSIC.

¿Tiene usted una opinión formada sobre los proyectos de exploración y, particularmente, el uso de la técnica de Estimulación Hidráulica?
Conozco la técnica como parte de la terminación y estimulación de pozos de extracción de hidrocarburos desde hace muchos años. Con el perfeccionamiento de los sistemas de perforación se han abierto nuevas posibilidades de aplicación. El desarrollo espectacular de las técnicas de perforación horizontal y la aplicación de la fracturación hidráulica, así como el éxito obtenido en las formaciones Marcellus y Barnett Shale en los EE.UU., llegó rápidamente a la literatura especializada. La reciente reactivación de la exploración en España, centrando parte de los objetivos en posibles desarrollos de “shale” o “tight gas” nos han acercado aún más a este tipo de procesos industriales.

¿Es una técnica que conlleva riesgos?
Negarlo sería irresponsable. No conozco ninguna actividad de este tipo, ninguna, que no conlleve un riesgo asociado. El riesgo cero no existe, es un mito. Pero sí existe el riesgo asumible y las técnicas de gestión del mismo. Otro debate es determinar qué considera la Sociedad riesgo asumible, cuál es el coste-beneficio del mismo y a qué estamos dispuestos cada uno de nosotros para alcanzar esa meta. Los riesgos de la Estimulación Hidráulica son bien conocidos, pero pueden y deben ser gestionados de manera eficiente y eficaz. La investigación e implementación de nuevas y mejores herramientas, materiales, procesos de actuación, y las buenas prácticas en materia de seguridad y medioambiente, junto con un sistema regulatorio adecuado, deben prevenir, minimizar y mitigar cualquier posible peligro ligado a la fracturación hidráulica, incluso evitarlo totalmente.

¿De qué riesgos concretos hablamos y cómo se gestionan?
Después de décadas de utilización de las técnicas de la Estimulación Hidráulica, los riesgos que se le atribuyen como el consumo excesivo de agua, la contaminación de los acuíferos por los productos utilizados en el fluido de fracturación, las fugas de fluidos, el tratamiento y evacuación de las aguas de retorno y la posible radiactividad de las mismas, la sismicidad inducida, la emisión y/o fuga de metano, son bien conocidos. Este conocimiento permite determinar cuáles son las pautas de seguridad medioambiental con las que deben realizarse estas actividades. La gestión de los posibles riesgos debe abarcar desde las etapas iniciales del proceso, hasta su finalización, incluyendo la etapa de abandono de los pozos y de las instalaciones. El número de pozos perforados, más de 45.000 en EE.UU., y de operaciones de Estimulación Hidráulica de las que se citan cifras aproximadas de más de 1.000.000 en todo el mundo, permiten conocer los inconvenientes de la técnica y, en general, cabe decir que los riegos son perfectamente asumibles si se emplean las prácticas y los controles adecuados.

¿Cree que se justifica una moratoria al empleo de esta técnica, como la impuesta por Francia?
La estimulación hidráulica se ha prohibido en algunos países y recientemente, en nuestro ámbito, en algunas Comunidades Autónomas. Las prohibiciones se fundamentan en las incertidumbres acerca de los riesgos que la técnica conlleva para la salud humana y el medio ambiente y se apoyan en el Principio de Precaución (artículo 191 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea) que “pretende garantizar un elevado nivel de protección del medio ambiente mediante tomas de decisión preventivas en caso de riesgo”. Según la Comisión, puede invocarse este principio cuando un fenómeno, un producto o un proceso, puede tener efectos potencialmente peligrosos, identificados por una evaluación científica y objetiva, si dicha evaluación no permite determinar el riesgo con suficiente certeza.

¿En qué casos se invoca?
El peligro es aplicar este principio de precaución con escasa o nula justificación como está ocurriendo en muchos casos. En el caso español no se ha producido la evaluación científica completa y rigurosa exigida. Simplemente se aplica como un “principio de prohibición” ante la sospecha de un hipotético daño. Investigar, comprender, implementar de forma correcta la técnica, la gestión del riesgo y la aplicación del principio de proporcionalidad teniendo en cuenta los posibles riesgos a corto y a largo plazo de la estimulación hidráulica, debe ser la garantía exigible para su aplicación.

¿Por qué cree que la técnica ha despertado tanto interés o preocupación en algunos casos?
Son múltiples las razones. Entre las principales hay que destacar la falta de convivencia de la población con este tipo de industria. En nuestro país casi no existen explotaciones de hidrocarburos “on-shore”. Una excepción es el campo de Ayoluengo (Burgos) en funcionamiento desde los años 1960 y cuya actividad continua de forma residual. El nivel medio de conocimiento de cómo se perfora y explota un campo es casi inexistente. Y lo que no se conoce, instintivamente se teme. Para muchos ciudadanos, las primeras informaciones sobre el tema proceden de fuentes poco rigurosas o interesadas. Son inexactas o con un fuerte sesgo ideológico. En muchos casos el conocimiento sobre el “fracking” procede de la película Gasland o de vídeos virales similares. Con este tipo de malas informaciones, es comprensible que los vecinos de las zonas donde se puede aplicar la Estimulación Hidráulica se muestren reticentes.

¿Qué parte de responsabilidad tienen las empresas?
En muchos casos, la mala política anterior de comunicación de las compañías operadoras, unida a la falta de transparencia, ha conducido a una situación de rechazo social. Un ejemplo ha sido la resistencia inicial en los Estados Unidos a facilitar la lista exacta de los aditivos químicos introducidos en los fluidos de perforación. Aunque esto ahora ha cambiado puesto que desde 2012 todos los ingredientes químicos y los volúmenes de agua utilizados en la festimulación hidráulica son públicos a través de la iniciativa FracFocus. Por otro lado, en Europa, los aditivos han sido siempre declarados y se dispone de un reglamento, el código REACH, que obliga a las empresas que fabrican e importan sustancias y preparados químicos a evaluar los riesgos derivados de su utilización y a adoptar las medidas necesarias para gestionar cualquier riesgo identificado. La información incluida en el registro es pública.

¿Cuál es el papel que los científicos deberían jugar en este debate?
La comunidad científica debe proporcionar las bases teóricas y técnicas para el debate y para que la Sociedad decida en base a este conocimiento si acepta o no aplicar la fractura hidráulica y en qué condiciones. El papel del científico es investigar, dar e interpretar datos, formular hipótesis, evaluar los resultados y reevaluar de acuerdo con la evolución de los conocimientos científicos. Y sobre todo, suministrar información precisa, completa, veraz y objetiva a aquellos que deben tomar las decisiones: los políticos. Sin información cierta y de calidad, cualquier decisión será incorrecta o incluso errónea. La transferencia de conocimientos a la Sociedad en general, es, en este caso, claramente mejorable. Sin duda los científicos tienen opinión y pueden y deben expresarla, siempre y cuando quede perfectamente claro, cuándo actúan con total independencia y cuándo asesoran a empresas implicadas en procesos industriales y con intereses económicos, por otra parte perfectamente lícitos.

¿Sienten que los ciudadanos o los políticos les escuchan?
La comunidad científica se siente en numerosas ocasiones incomprendida y frustrada por la incapacidad de ser escuchada. Puede que el lenguaje, con frecuencia críptico de la ciencia, lo cerrado de determinados foros y la falta de inmediatez en la aplicación práctica de muchas de nuestras investigaciones, nos aleje a veces de la Sociedad. Sin embargo, cada vez más, dependemos todos de los hallazgos científicos y de la aplicación de nuevos conocimientos mediante las tecnologías adecuadas. La opinión pública sólo parece movilizase cuando la investigación o los nuevos descubrimientos plantean dudas. En muchos casos la información que recibe el ciudadano es abundante pero de pésima o nula calidad. Se produce así un curioso efecto por el cual el ciudadano, sea cuál sea su formación, se siente capacitado para opinar sobre ciencia. El caso de la Estimulación Hidráulica, es sin duda, un caso típico de falta de información científica rigurosa e independiente.

¿Cuál sería, en su opinión, una posible solución para acercar a los ciudadanos a la ciencia?
Necesitamos una nueva forma de transmisión de la ciencia para conectar más y mejor con la Sociedad y con sus necesidades. También medios de comunicación más veraces, rigurosos y sin sesgo ideológico a la hora de difundir la ciencia de cualquier tipo, nuevos políticos que escuchen más el clamor social y ciudadanos mejor formados y más críticos con la información que reciben.

¿Y, en concreto, para mejorar la información sobre la Estimulación Hidráulica?
Cabe pedir a nuestros políticos que escuchen de forma objetiva todas las voces y que procuren un marco regulador específico que ofrezca al ciudadano garantías de cumplimiento en seguridad y materia medioambiental. Pero también es imprescindible que la legislación ofrezca a las compañías operadoras un marco jurídico que les permita abordar sus inversiones con total garantía. En nuestro País es paradigmática la situación de la energía fotovoltaica, a punto de quiebra por falta de la seguridad jurídica prometida. Desde la comunidad científica debemos recordar que las decisiones deben basarse en cifras, datos y hechos, en lugar de creencias, sentimentalismos, emotividad o conveniencias de otro tipo. El bienestar y el crecimiento social, traducido en oportunidades de desarrollo sostenible, no es incompatible con la estimulación hidráulica practicada con las suficientes garantías de seguridad medioambiental.

¿Es normal que existan datos o estudios científicos dispares?
Sí, es parte de la ciencia y más de ciencias de la tierra como la Geología. El subsuelo es heterogéneo, ningún punto es exactamente igual a otro y se va a comportar físicamente de forma diferente a otros puntos, aunque en principio parezcan análogos. Profundidad, litología, composición y cantidad de fluidos, presión, temperatura, historia geológica, edad y otros parámetros varían de pozo a pozo. La respuesta nunca puede ser igual. Cuanta mayor y más diversa sea la información disponible, mejor será la gestión de los posibles riesgos de la técnica y de su aplicación. El peligro en ciencia no son los datos dispares, sino la interpretación sesgada de los mismos, el apriorismo, o la falta de objetividad en las conclusiones.

¿Qué le recomendaría a una persona que quisiera informarse sobre el “shale gas” o la Estimulación Hidráulica?
Que busque y contraste diferentes opiniones y fuentes de información rigurosas. En el caso de estas últimas que analice de donde proceden los datos y si estos corresponden a datos reales o han sido manipulados o sacados de contexto. Que analice qué o quiénes están detrás de esas informaciones, cuáles son sus interés y si estos son declarados de forma transparente o se ocultan tras modas o falsos intereses. Y que forme su opinión tras una buena información y reflexión. En un mundo globalizado la información está al alcance de todos. En el caso español, también le diría que tenga en cuenta cuál es la situación de nuestra balanza de energía primaria, que busque información fidedigna – hay abundante – sobre nuestra dependencia del exterior y sobre el desequilibrio de nuestra balanza energética. Que se plantee cuáles son las posibles soluciones y alternativas reales que existen actualmente y que luego decida su postura personal.

¿Por último, ¿qué pueden aportar los proyectos de exploración en marcha?
El conocimiento es el primer requisito de la riqueza, el bienestar y la preservación del medioambiente para cualquier sociedad. Negarse a conocer el subsuelo, cerrar la vía a la exploración del mismo es renunciar, no sólo a los hidrocarburos, también a otros recursos valiosos. De la mano de este tipo de exploración va un mayor y mejor conocimiento de los acuíferos, de su gestión y de otros recursos energéticos como, por ejemplo, la geotermia, cuya exploración es inviable desde un punto de vista económico si no va unida a la exploración del subsuelo para hidrocarburos. No cerremos la puerta a la investigación y al conocimiento, exploremos, investiguemos nuestro subsuelo y decidamos después, en función de los datos y considerando el coste-beneficio qué postura adoptar frente a la Estimulación Hidráulica.

Argentina

Argentina desplazó a EEUU como segunda reserva mundial de shale gas

12 Jun , 2013
Shale Seguro  

El país desplazó a Estados Unidos del segundo lugar en reservas de shale gas y ya ocupa el cuarto puesto a nivel mundial en reservas de shale oil, según un informe del gobierno de Estados Unidos difundido el lunes.

Las reservas mundiales de shale gas, en tanto, se incrementaron un 10% con respecto a 2011, con una participación del 32% en las reservas totales de gas natural en el mundo, mientras que el shale oil abarca un 10% de los stocks globales, con una estimación de 345.000 millones de barriles.

En tanto, el organismo señaló que, Argentina, las reservas “técnicamente recuperables” mediante la técnica de Estimulación Hidráulica ascienden a 27.000 millones de barriles de petróleo, mientras que las de gas alcanzan los 22.710 billones de metros cúbicos.

Estas cifras posicionan a la Argentina segundo a nivel mundial detrás de China y por delante de Argelia y EEUU, tercera y cuarta, respectivamente.

Con respecto al shale oil, los cinco primeros puestos son ocupados por Rusia, Estados Unidos, China, Argentina y Libia. “Argentina tiene potencial de shale oil y shale gas de clase mundial, posiblemente el de mayor prospectiva por fuera de Norteamérica”, señaló el informe.

Entre las cuencas destacadas, la EIA identifica a la Cuenca Neuquina -sede de los yacimientos de Vaca Muerta y Los Molles- con una producción diaria de entre 180 y 600 barriles y “significativos programas de exploración y una producción comercial en etapa temprana” por parte de compañías como Apache, EOG, ExxonMobil, Total, YPF y otras empresas más pequeñas.

Según el informe, que incluyó a 42 países, 95 cuencas hidrocarburíferas y 137 yacimientos, ya se perforaron 50 pozos en los yacimientos neuquinos con “una mayoría de resultados positivos”.

También, se identifican otras tres cuencas de importancia: Golfo San Jorge (norte de la provincia de Santa Cruz y sur de Chubut); la Austral-Magallánica (Santa Cruz y Tierra del Fuego); y la Cuenca de Paraná, que se extiende desde el sur de Brasil e incluye las provincias de la Mesopotamia hasta Córdoba y Santa Fe.

No obstante, al referirse al mercado energético, el organismo norteamericano aclaró que “es importante distinguir entre recursos técnicamente recuperables” y “recursos económicamente recuperables”.

“Recursos técnicamente recuperables representan volúmenes de petróleo y gas naturales que pueden ser producidos con tecnología actual, más allá de sus precios y costos de producción”, consignó el documento.