Argentina

San Juan: Luz verde a la explotación no convencional en yacimiento Rincón Blanco

13 Sep , 2013
Elizabeth Pérez  

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de San Juan confirmó la viabilidad de la explotación de petróleo y gas no convencional en el yacimiento sanjuanino de esquistos bituminosos Rincón Blanco, ubicado en el cerro El Tontal, a 30 kilómetros de la localidad de Barreal, en el departamento de Calingasta.

“El proyecto es viable económica y técnicamente, además de un proyecto ambientalmente sustentable”, anunció ayer el ingeniero Héctor Cáceres, uno de los integrantes del equipo que hoy presentará en el Instituto de Investigaciones Mineras (IIM), de la Facultad de Ingeniería los resultados del estudio que realizaron a pedido de la empresa privada Rincón Blanco SA, propietaria del yacimiento.

Esta conclusión es de gran importancia para San Juan ya que confirma que aunque a menor escala, aquí se podrá realizar una explotación mejor incluso que la de Vaca Muerta (el megayacimiento ubicado entre Neuquén y Mendoza y que explotará YPF en asociación con Chevron).

Si bien las reservas del yacimiento se darán a conocer hoy, Cáceres indicó que “el yacimiento es de gran magnitud de esquistos bituminosos, con reservas por 32 años’’, y que el gas no convencional que se puede extraer “serviría para abastecer al departamento de Calingasta”.

Investigaciones realizadas en los años 70 por Yacimientos Carboníferos Fiscales, que nunca se terminaron, indicaron preliminarmente que el yacimiento sanjuanino poseía reservas estimadas en 1.100 millones de toneladas, el equivalente a 40.000 millones de toneladas de petróleo.

Los esquistos bituminosos son conocidos comúnmente como “oil shale” y no contienen en su composición un combustible propiamente dicho sino que son rocas sedimentarias con un componente orgánico en estado sólido denominado querógeno.

El querógeno no fluye como lo hace el petróleo sino que hay que extraerlo de la roca mediante un proceso de pirólisis (con calderas). Si bien provienen de un lugar distinto, el gas y el petróleo no convencionales cumplen las mismas funciones que los combustibles tradicionales. Antes no se explotaban porque son difíciles de extraer pero hace más de una década que Estados Unidos creó una tecnología adecuada y por eso se está produciendo una expansión, alimentada por la crisis energética y el nivel de precios de los combustibles líquidos y sólidos.

‘’Lo que antes era inviable ahora es muy interesante desde el punto de vista económico, y de gran importancia para San Juan’’, explicó Cáceres.

Resultados
El equipo que estudió y evaluó los recursos del yacimiento calingastino está integrado por los ingenieros Héctor Cáceres, Celso Acosta y Juan Gil, del IIM; junto a Susana Heredia del Conicet; y coincidieron en que el proyecto es viable en todos sus aspectos y puede ser explotado.

En lo técnico, Cáceres adelantó que mientras los esquistos bituminosos de Vaca Muerta están en profundidad, a más de 2.300 metros; los de Rincón Blanco están ‘a flor de tierra’, y pueden ser explotados a cielo abierto, ‘’lo que lo hace más económico’’.

Además, en lo que respecta al tema ambiental, al tratarse de una explotación externa, a la roca extraída se le quitaría el querógeno y puede ser devuelta a su lugar, como material limpio. Considerando el aspecto legal, el proyecto cuenta con títulos de propiedad minera (concesión minera) sin vicios legales.

Los expertos resaltaron además que está ubicado cerca de accesos a fuentes eléctricas, y en una provincia de tradición minera, que cuenta con personal y servicios de experiencia para encarar la explotación.

Mundo

Parlamento vasco acordó no prohibir la fractura hidráulica en espacios naturales

13 Sep , 2013
El País  

El Parlamento vasco, en contra del criterio de EH Bildu y de las Juntas Generales de Álava, ha acordado no prohibir de forma expresa la exploración y explotación de hidrocarburos mediante la técnica de Estimulación Hidráulica en los espacios naturales protegidos.

La Comisión de Medio Ambiente de la Cámara vasca ha aprobado el dictamen de la ponencia que ha debatido sobre la proposición de ley de las Juntas Generales de Álava, que pedía en el Parlamento una modificación de la Ley vasca de Conservación de la Naturaleza para establecer la prohibición del ‘Fracking’, dentro de terreros de espacios naturales protegidos.

Esta propuesta de las Juntas Generales de Alava ha sido rechazada por PNV, PSE-EE, PP y UPyD, que han unido sus votos para aprobar un texto al que se ha opuesto EH Bildu. Concretamente, el dictamen aprobado, que ahora tendrá que ser debatido y votado en sesión plenaria, contempla una modificación del artículo 17 de la Ley de Conservación de la Naturaleza del País Vasco que establece que dentro de los límites de los espacios naturales protegidos y sus zonas de afección se prohibirán las actividades extractivas que resulten incompatibles con los valores ambientales que se protegen.

Añade que serán los instrumentos de gestión de planificación o de gestión de cada espacio natural protegido los que determinen la incompatibilidad de dichas actividades extractivas con los valores medioambientales y los criterios de protección de dichos espacios. Si fueran compatibles dichas técnicas con los valores ambientales, los proyectos se someterán a la perceptiva evaluación de impacto ambiental, según el texto.

El portavoz ‘abertzale’ critica el cambio de posición del PNV

De esta forma, el documento respaldado por PNV, PSE-EE, PP y UPyD no prohíbe expresamente el “fracking” y deja la puerta abierta al uso de esta técnica en los espacios naturales, según ha asegurado el parlamentario de EH Bildu, Dani Maeztu. Maeztu ha denunciado la “incoherencia absoluta” del PNV por pedir en las Juntas Generales de Álava la prohibición del “fracking”, en contra de lo defendido por su grupo en la Cámara vasca y también ha acusado a los nacionalistas de ceder ante el “lobby energético” con la ayuda del PSE y del PP.

Ha criticado al resto de los grupos por “deformar” la propuesta de las Juntas y abrir las puertas a la “peligrosa técnica de la fractura hidráulica también en los espacios protegidos” y ha recordado que en otras comunidades como Navarra, Cantabria y La Rioja, socialistas y populares sí que han prohibido el “fracking”.

Luis Javier Tellería (PNV), por su parte, ha rebatido estas acusaciones y ha dejado claro que la propuesta aprobada “no abre la puerta” al “fracking” porque para el uso de esta técnica se exige una evaluación de impacto ambiental. Además, ha añadido, el Gobierno vasco, las diputaciones y los ayuntamientos serán los que decidan en cada caso si se pervierten los valores medioambientales que se quieren proteger y en el texto se promueve la no existencia de canteras en estas áreas protegidas.

Natalia Rojo (PSE-EE) ha recordado que la propuesta de las Juntas es contraria a la jurisprudencia, que rechaza las prohibiciones genéricas relacionadas con la extracción minera en defensa del medio ambiente.

En la línea de los argumentos socialistas, la parlamentaria del PP, Mari Carmen López de Ocariz, ha dicho que la proposición de las juntas es “ilegal”, mientras que Gorka Maneiro (UPyD) ha mostrado su rechazo a esta técnica pero ha aclarado que la propuesta alavesa era de dudosa legalidad.

Mundo

EEUU afirma que hay suficiente shale para cubrir la demanda mundial durante 10 años

13 Sep , 2013  

El shale gas está superando a las previsiones para bien. Un informe reciente elaborado por el Departamento de Energía estadounidense asegura que podría haber gas no convencional suficiente para abastecer el consumo energético en el mundo durante al menos una década.

EEUU es junto con Canadá el pionero en el desarrollo de la técnica Estimulación Hidráulica, popularmente conocida como ‘Fracking’. Y, por ahora, son los únicos países que sacan partido en términos comerciales de la que ya se califica como revolución energética.

Sin embargo, en los últimos tiempos se está incrementando el número de países que pone sus ojos sobre esta energía, lo que ha hecho crecer también de forma significativa las reservas potenciales.

El mapa
De hecho, estos filones energéticos son tan “abundantes” que las previsiones de reservas existentes en todo el mundo han superado 11% las estimaciones realizadas por el Departamento de Energía de estadounidense hace solo dos años, de forma que se podría cubrir la demanda de energía a nivel global durante más de diez años.

La Casa Blanca ha analizado un total de 42 de países (EEUU incluido) y ha dibujado un mapa de recursos de shale oil y shale gas “técnicamente recuperable“. En atención al petróleo ligero, Rusia es el lugar que alberga más recursos “recuperables”, que calcula en 75.000 millones de barriles. Le sigue EEUU, con 58.000 millones de barriles. El top cinco lo completan China, Argentina y Libia.

Por su parte, si se habla de shale gas China se sitúa a la cabeza. Argentina, Argelia, EEUU y Canada ocupan los siguientes puestos en recursos “técnicamente recuperables“.

En conjunto, el Departamento de Energía estadounidense calcula que los recursos mundiales “no probados” de shale oil y shale gas ascienden a 345.000 millones de barriles.

En su informe, Washington explica que estas estimaciones dependen de los avances que se logren en la perforación horizontal y la fractura hidráulica. Así, añade que por ahora las previsiones son “altamente inciertas“.

Mundo

Gracias a la explotación de shale, Texas ya produce más petróleo que Irán

13 Sep , 2013  

La última revolución energética, la Estimulación Hidráulica -popularmente llamada ‘Fracking’- está permitiendo a Estados Unidos elevar sus niveles de producción de petróleo a unas cotas no vistas desde la década de los 80 y a recortar su dependencia de las importaciones de combustible para abastecerse.

Según los datos publicados por la Administración de Información de Energía (AIE), dependiente del Departamento de Energía, la producción de crudo de EEUU repuntó la pasada semana a su mayor nivel desde mayo de 1989. En concreto, se incrementó en 124.000 barriles diarios, el 1,6% más, hasta los 7,745 millones de barriles al día.

Gracias al shale
Esta subida está directamente relacionada con la actividad en los yacimientos estadounidenses de shale gas o gas de esquisto y shale oil o petróleo ligero. Las reservas generadas en dos de las tres principales zonas de extracción, Bakken (Dakota del Norte) y Eagle Ford (Texas), han contribuido de manera importante en el hecho de que EEUU se haya convertido en el principal exportador de combustibles refinados (lo que incluye gasolina y diésel) del mundo.

Solo el estado de Texas generó una media de 2,575 millones de barriles al día en junio, de acuerdo con la AIE, una cifra que la sitúa por delante de siete de los países miembros de la OPEP.

“Es sorprendente. Ahora mismo Texas está produciendo más petróleo que Iran”, afirma el presidente de la consultora Lipow Oil Associates, Andy Lipow, en declaraciones a Bloomberg. En cifras, supone que Texas se adelantó en junio a lo 2,56 millones de barriles generados por Irán, aunque aún se sitúa por detrás de Arabia Saudí, Iraq, Kuwait o Venezuela.

Menor dependencia
Pero el boom del ‘Fracking’ no solo permite a EEUU avanzar puestos en el ranking de productores de petróleo mundiales, sino que está acercando al país norteamericano a la tan ansiada independencia energética.

De nuevo hay que remitirse a los datos facilitados por la AIE, que indican que entre enero y mayo EEUU consiguió cubrir el 87% de sus necesidades energéticas, una proporción no alcanzada desde mediados de los años 80. Y en base a las previsiones del Departamento de Energía, la producción doméstica de crudo alcanzará los 7,5 millones de barriles diarios este año, para llegar a los 8,4 millones de barriles en 2014.

Como consecuencia, se espera que las importaciones de netas de crudo caigan a 5,4 millones de barriles el próximo ejercicio, una cifra que está lejos de los 12,5 millones que EEUU tenía que comprar al exterior en 2005.

Pero pese al despegue de la producción de shale gas y shale oil, las capacidades de la técnica de extracción conocida como fraking o fractura hidráulica están lejos de tocar techo, según aseguran las previsiones. Recientemente, la AIE emitía un informe en el que aseguraba que hay reservas potenciales de gas no convencional suficiente para abastecer el consumo energético en el mundo durante al menos una década.

Otro estudio, publicado por la Universidad de Harvard, asegura que EEUU podría llegar en 2017 al primer puesto de productores de petróleo mundiales, superando a Arabia Saudí, siempre que el precio del crudo estadounidense se sitúe entre los 75 y los 85 dólares por barril hasta 2015. Este importe sería el mínimo necesario para que la producción del petróleo ligero sea comercialmente viable en las zonas donde su obtención es más difícil.

Energía, Mundo

México: Exploración de shale en Coahuila generaría 500 nuevos empleos en la región

13 Sep , 2013
Edgar L. González  

Para el mes de mayo se prevé que Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Economía puedan dar a conocer los avances en la exploración de gas shale en la región Norte de Coahuila, explicó el secretario de Desarrollo Económico, José Antonio Gutiérrez Jardón.

Tan sólo en la exploración del territorio coahuilense y otros lugares del Norte del país se invierten más de 220 millones de dólares, de los cuales casi 100 millones de dólares son para Coahuila.

De acuerdo con Gutiérrez Jardón, si se aprueba la Reforma Energética, Coahuila tendría un despegue en inversiones porque se permitiría la inversión privada en la extracción, la cual no necesariamente sería extranjera.

Explicó que también hay empresarios mexicanos interesados en que se abra la inversión en la extracción del gas shale, que de acuerdo con datos preliminares, estaría concentrado en la región Norte de Coahuila, principalmente en el municipio de Guerrero.

En este municipio hay una expectativa de 500 nuevos empleos con la exploración que se hace actualmente y se espera que la cifra vaya en aumento.

Mundo

El mercado de la energía cambiará con la entrada de EE.UU. al boom del shale

12 Sep , 2013
Matt Brann  

Arthur Nixon, director de la empresa internacional Shell Gas, afirma que el éxito del gas de esquisto en los Estados Unidos generará un cambio en el mercado mundial del sector energético. Por eso, los proyectos australianos necesitan prepararse para un contexto de mayor competencia.

Hundreds of delegates are discussing the future of Australia’s oil and gas sector at the South East Asia Australia Offshore Conference (SEAAOC) in Darwin this week.

Conference chair and former director of Shell International Gas, Arthur Dixon, says the US has gone from being an anticipated importer of energy to an exporter of cheap shale gas.

“So a few years ago, the US was on track to be an importer of energy, in particular LNG, and we in the LNG industry were looking forward to a big, big market over there,” he says.

“But then along came shale gas… and the result today is they (the US) are awash with cheap gas and it’s being used in power stations where coal was previously being used.

“US coal is now being sold into Europe, where it’s cheaper than Russian gas, and we wait to see what the competition will be with Russian gas as they lose some of their market share,

“So this region, Australia, is suffering quite a degree of competition from the US… it would be making current projects nervous, but there would be even more pressure on the new projects that are coming along.”

Mr Dixon says there was huge potential in Australia for shale gas projects, but the general public needed to get over some of its fears on fracking.

“All I’m asking is for people not to just leap on it and say ‘fracking is bad and we should never have it anymore’,

“Because this is something that’s a game changer, it’s an economic boost, it’s a major thing, and we can do it successfully, safely, environmentally safely, it can be done.”

Argentina, Expertos

La fractura hidráulica merece ser analizada teniendo en cuenta precisiones técnicas

12 Sep , 2013
Víctor Bronstein  

La Argentina tiene hoy una gran oportunidad para lograr el autoabastecimiento de hidrocarburos de manera sustentable: poner en valor los grandes recursos no convencionales, conocidos como “shale gas” y “shale oil” con que cuenta nuestro país.

Sin embargo, la producción de estos recursos está generando controversias a partir de objeciones promovidas por grupos ambientalistas que repiten los argumentos de cierto activismo radicalizado de otros países, que no tienen en cuenta la realidad de nuestro país y los pocos fundamentos científicos que sustentan estas posiciones.

Como ha ocurrido en otros países, estas objeciones han influido sobre la opinión pública que no conoce las cuestiones técnicas y, en un primer momento, en los sectores que deben tomar decisiones políticas. Sin embargo, hoy estas cuestiones están mucho más claras, se han distinguido los mitos de las verdades y la explotación del shale ha permitido cambiar el paradigma energético a nivel mundial al incorporar reservas y producción que compensan la declinación de los yacimientos maduros. Hoy se realizan explotaciones no convencionales en EE.UU. y Canadá, China ha comenzado a licitar sus áreas de shale, y Gran Bretaña está comenzando su explotación. Incluso en Alemania, país con una legislación ambiental muy estricta, se está revisando la moratoria que se había establecido sobre la Fractura Hidráulica y se calcula que el año que viene comenzará a perforarse los primeros pozos.

Alemania después del accidente de Fukushima en Japón decidió cerrar varias centrales nucleares, con lo cual la participación del carbón en la generación eléctrica pasó del 45% al 52%. Hoy necesita gas para reemplazar el carbón en sus centrales, ya que es el combustible más contaminante, y disminuir a su vez su dependencia del gas ruso. Ese gas sólo puede provenir de sus recursos no convencionales.

El shale ha cambiado el panorama energético de EE.UU., país donde desde hace más de 10 años ha comenzado la producción de este tipo de recursos y que ha permitido que la gran potencia mundial comience, por primera vez en 30 años, a autoabastecerse de gas y aumentar su producción de petróleo después de más de 40 años de declinación.

Si bien los recursos del shale se conocían desde hace más de 100 años, no era posible extraerlos porque no se contaba con la tecnología necesaria. Ahora se cuenta con esta tecnología y por eso el shale comienza a ser una realidad. Los métodos utilizados para su explotación merecen ser analizados teniendo en cuenta precisiones técnicas para evitar algunos mitos en torno a la actividad.

UN MITO
La fractura hidráulica, si bien utiliza mucha agua, es un porcentaje mínimo del caudal de los ríos. Un ejemplo, en la Argentina el desarrollo de recursos no convencionales en la cuenca neuquina, insumirá muchísimo menos del 1% del caudal de los ríos Limay y Neuquén, y aproximadamente el uno por ciento de lo que consume la ciudad de Neuquén en un año.

Se plantea también el problema de qué hacer con el agua que se utiliza para el fracking una vez terminada la operación. Esto está debidamente regulado, de tal manera que la disposición final de las aguas utilizadas es manejada de diversas formas durante todo el proceso, lo que incluye la reutilización y el tratamiento y el almacenamiento en tanques o piletas para volver a usar. Es decir, es un mito también pensar que esta agua puede generar problemas ambientales.

Por otra parte, el Laboratorio Nacional de Tecnología Energética, dependiente del Departamento de Energía de EE.UU., difundió la semana pasada algunos resultados preliminares sobre unos estudios que está realizando para investigar el comportamiento de los fluidos utilizados en la fractura hidráulica y si estos pueden llegar a extenderse hacia las fuentes de agua potable. Este estudio también abarca investigaciones sobre el comportamiento sísmico producto de las operaciones de perforación. La investigación se está haciendo en un área de perforación en el condado de Greene, ubicado al suroeste de Pittsburg, al lado de West Virginia.

Los primeros resultados de estos estudios no han mostrado ninguna evidencia de que los productos químicos del proceso de perforación hayan ascendido y contaminado los acuíferos de agua potable. Tras un año de seguimiento, los investigadores comprobaron que los fluidos químicos utilizados para liberar el gas atrapado en las formaciones de shale se quedaron confinados a miles de metros por debajo de los acuíferos.

La investigación se basó en utilizar marcadores reconocibles para etiquetar los fluidos de perforación que se inyectaron a más de 3.000 metros bajo la superficie, estableciéndose una zona de vigilancia mil metros más arriba. En esa zona, después de un año de mediciones, no se detectaron los marcadores, por lo que se concluye que las sustancias potencialmente peligrosas se quedaron a más de dos mil metros de distancia del agua potable.

El estudio realizado por el National Energy Technology Laboratory se implementó a partir de un acuerdo con una compañía de perforación, la cual permitió que los científicos del gobierno inyecten trazadores especiales en los fluidos de fractura y que luego puedan realizar un monitoreo regular para ver si estos fluidos llegaban a fuentes de agua potable.

Ocho pozos de la formación Marcellus, en EE.UU., fueron monitoreados sísmicamente, comprobando que la onda no viaja más de 200 o 300 metros desde el pozo. Eso es significativo porque algunos grupos ambientalistas han cuestionado si las fracturas pueden llegar a la superficie, sin embargo, los resultados muestran que las ondas se amortiguan a dos mil metros de la superficie, lo cual lo hace imperceptible para la gente y no genera ningún riesgo sísmico.

Debemos evitar, entonces, caer en las opiniones sin fundamentos y utilizar los estudios sistemáticos realizados con metodología científica para decidir nuestras políticas y líneas de acción. Los recursos del shale en nuestro país nos permitirán aumentar en más de 40 veces nuestras reservas de gas y en 10 veces las de petróleo. Esto cambia nuestro paradigma energético y nos abre la posibilidad de hacer sustentable el crecimiento y desarrollo de Argentina.

No perdamos esta oportunidad.

(*) El autor, Víctor Bronstein, es Director del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad (Ceepys).

, , ,

Mundo

CEO de Wintershall apunta que Alemania debería debatir la utilización del ‘Fracking’

11 Sep , 2013
Jan Hromadko  

Germany should thoroughly debate whether it can afford an outright ban on the production of shale gas, a form of unconventional natural gas found in shale rock formations that has helped turn the U.S. energy market upside down, the chief executive officer of the country’s largest oil and gas producer said Wednesday.

“The production of shale gas could be a great opportunity for Germany”, said Rainer Seele, CEO of Wintershall, a unit of chemical giant BASF SE (BAS.XE).

However, shale gas production is controversial in Germany as it requires the application of hydraulic fracturing, a technology also known as fracking that is used to extract unconventional natural gas deposits that cannot be released by simply drilling a well. Fracking involves pumping huge volumes of water and chemicals underground to fracture rock formations and release the trapped gas deposits.

Mr. Seele conceded that shale gas production in Germany is unlikely to turn the domestic energy market upside down, contrasting developments in the past few years in the U.S., where shale gas production triggered a massive slide in gas prices and is set to make the country the world’s largest gas producer.

However, shale gas production could help keep indigenous gas production at present levels for at least another 100 years, he said.

Germany is in the midst of phasing out all nuclear power generation through 2022 and intends to replace most of its fossil-fueled power plants with “green” energy such as wind and solar power. Gas, which emits less carbon dioxide than coal, is widely considered as an acceptable backup for intermittent renewable energies.

Germany’s state-owned Federal Institute for Geosciences and Natural Resources said last year the country has significant shale gas reserves that–if produced–could theoretically meet the country’s gas consumption for the next 10 years and help it to considerably reduce reliance on energy imports.

Mr. Seele also criticized the fierce rejection of the fracking technology by vast parts of the German population for fear of environmental harm.

“Many people don’t know that around one third of indigenous production of conventional gas can only be produced through application of hydraulic fracturing”, he said.

Mr. Seele added that a large portion of that is known as tight gas, a form of natural gas trapped in extremely dense rock formations. In contrast to shale gas, tight gas carrying rock formations are generally located much deeper underground and are therefore not in close proximity to ground water reservoirs.

Mr. Seele said that the controversy surrounding the issue of shale gas and fracking has effectively resulted in an outright ban of the technology for fear of public outcry on environmental grounds.

He added that authorities in Germany haven’t approved any fracking requests since the middle of 2011, which has accelerated the decline in indigenous gas production, which is already on the decline as wells are gradually depleting.

Last year, domestic gas production declined to 12% of overall consumption, in part due to the ban on fracking, Mr. Seele said.

Germany’s gas and oil industry association WEG last month said that indigenous gas production declined by a further 10% in the first half of 2013 compared with the same period a year earlier. The lobby group also attributed the fall to failure by authorities to approve fracking activities.

, , , ,

Argentina

“Chequeando.com” confirmó que Neuquén tiene la legislación ambiental más exigente

11 Sep , 2013
Matías Di Santi y Ariel Riera  

En virtud de la declaración del Gobernador de Neuquén Jorge Sapag sobre las exigencias de la legislación ambiental petrolera de la provincia, el portal que se dedica a constatar dichos con información señaló que la afirmación es “Verdadera”.

Efectivamente, Neuquén, a diferencia de otras provincias del Sur, cuenta con normas específicas de explotación hidrocarburífera que van más allá de la protección nacional. Un ejemplo es el reciente decreto que regula la técnica Estimulación Hidráulica, más popularmente conocida como ‘Fracking’.

El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, defendió el acuerdo del Ejecutivo provincial con YPF aprobado por la Legislatura para la explotación no convencional del área Loma La Lata Norte/Loma Campana, ubicada en Vaca Muerta. Se refirió a la legislación ambiental, al uso del agua y a los beneficios que traerá este proyecto para la producción petrolera de la Provincia.

“Nosotros tenemos la legislación ambiental [petrolera] más exigente de la República”, dijo en una entrevista en Vorterix el gobernador Sapag. La Provincia, a diferencia de otras jurisdicciones del Sur, cuenta con normas específicas y exigentes de explotación hidrocarburífera que van más allá de la protección nacional.

Neuquén cuenta con varias normas orientadas al cuidado del ambiente. La Ley 2.867, que ratificó el Acta Acuerdo Neuquén-YPF, estableció en su artículo cuatro que la explotación de Loma La Lata Norte/Loma Campana estará sujeta a leyes nacionales y, en el caso de la normativa provincial, enumera las leyes 899; 1.875; 2.205; 2.175; 2.183 y 2.600.

El listado contiene desde el Código de Aguas de la Provincia hasta la legislación que regula la actividad hidrocarburífera. En relación a este último punto, se encuentra la prohibición de emisión de gases en pozos gasíferos y la fijación de un impuesto en caso de superar los valores fijados en pozos petrolíferos; el pago de multas por daño ambiental y la creación de un certificado de aptitud ambiental, que las empresas concesionarias deben renovar anualmente.

“Neuquén tiene una legislación ambiental robusta aplicable al sector petrolero”, expresó Horacio Franco, abogado especializado en derecho ambiental, y agregó que “siempre hay que diferenciar entre la legislación y la práctica, donde ninguna provincia es perfecta, pero Neuquén está entre las más activas”.

Esta legislación se da en la Provincia más allá del dominio que posee el Gobierno nacional en materia energética, como establece la Constitución Nacional y la Ley 26.197, conocida como “Ley Corta”. Así lo especifica un artículo publicado en la revista del Instituto Argentino de Petróleo y Gas (IAPG): “El Estado Nacional se reserva la facultad de reglar la política energética nacional, transmitiéndole a las provincias la administración de las concesiones que se encuentren en sus territorios”.

En relación al yacimiento que explotarán YPF y la estadounidense Chevron en Loma La Lata, uno de los puntos más criticados es que la técnica utilizada (fracking o inyección por fractura) requerirá de la utilización de agua, además de arena y aditivos biodegradables. Así se facilitará que el hidrocarburo alojado en suelo rocoso fluya hacia el pozo para su producción.

“En el caso de Vaca Muerta, la principal preocupación es el agua, si el fracking va a contaminar los acuíferos. Pero, afortunadamente, la geología que tiene el área hace que sea remota esta posibilidad debido a la profundidad en la que se encuentran los yacimientos, que es muy superior a la profundidad en que se ubican los acuíferos”, explicó Franco.

A la misma conclusión llegó el consultor energético Eduardo Barreiro: “Estamos hablando de pozos de tres kilómetros de profundidad, cuando las napas de agua potable están entre la superficie y 300 metros”, por lo que no hay “peligro de conectar una capa petrolera o de gas con una de agua potable”.

Además, Neuquén es la única provincia que legisló específicamente sobre estas formas de explotación petrolífera. El Decreto 1483/2012 establece las “Normas y Procedimientos para Exploración y Explotación de Reservorios No Convencionales”, y sus puntos más importantes son:

  • Exige a todos los proyectos una Licencia Ambiental antes de comenzar a operar, y la autorización sobre la cantidad de agua a utilizar.
  • Prohíbe el uso de aguas subterráneas aptas para el consumo humano e irrigación, tanto en las etapas de perforación como en las de terminación de los pozos.
  • Prevé la realización de análisis físico-químicos del agua de retorno dentro de las 72 horas, ya sea por parte del concesionario o de la Subsecretaría de Ambiente de Neuquén.
  • Exige el tratamiento del agua de retorno (o de flowback) para su reutilización y disposición. “No podrá ser vertida sobre cuerpos de agua superficiales (…), ni podrá ser almacenada previa y durante su tratamiento en receptáculos a cielo abierto”, indica el decreto.

El director de Los Verdes-Foro de Ecología Política, Juan Carlos Villalonga, coincidió con el avance de esta normativa, aunque mencionó la necesidad de controles previos al inicio de las nuevas explotaciones no convencionales. “La provincia debería establecer una red de monitoreo sobre la calidad de las aguas y otros parámetros críticos para establecer una línea de base sobre la cual poder comparar y evaluar posible impactos y efectos”, expresó.

Además, agregó que el Decreto 422/13 de la provincia establece que las explotaciones hidrocarburíferas deben presentar un Informe Ambiental que, a diferencia de un Estudio de Impacto Ambiental, no incluye la realización de audiencias públicas.

Una Evaluación de Impacto Ambiental “abarca desde la presentación del proyecto por un proponente, hasta la declaración de los impactos ambientales de la acitividad propuesta por parte de la autoridad ambiental”, de acuerdo a un trabajo de Federico Iribarren, abogado y docente de la carrera de especialización en Derecho y Política de los Recursos Naturales y del Ambiente.

Argentina

Es necesario y posible el aprovechamiento solidario y planificado de los recursos

11 Sep , 2013
Luis Felipe Sapag - Diputado MPN  

La Argentina y, con más intensidad, Neuquén están enfrascadas en la discusión sobre los impactos de la Estimulación Hidráulica en yacimientos no convencionales de hidrocarburos.

Como con el glifosato respecto de la soja y las pasteras uruguayas rechazadas por los ambientalistas de Gualeguaychú, militan grupos intensos, mientras los medios de comunicación informan con más o menos precisión sobre el tema y nadie parece estar ajeno al debate.

Muchos se muestran a favor o en contra de manera apasionada, similar a la adhesión a un club de fútbol o incluso a la fe en una religión.

Las visiones más apocalípticas auguran desolación, enfermedad, muerte y desmembramiento de sociedades enteras, todo a partir de la técnica de explotación conocida popularmente como “Fracking”. Empresas, gobiernos y grupos interesados serían tan malvados, mezquinos y avaros que, sabiendo los males que causa esa técnica, igualmente no dudan en aplicarla. Los ultraambientalistas no admiten la posibilidad de utilizar tecnologías de manera sustentable y en sus retóricas simplifican la cuestión reduciéndola a simples polaridades bueno-malo, tales como “vida o fracking”, “agua o petróleo”, “naturaleza o tecnología”, “mapuches o YPF-Chevron”.

Los desarrollistas, aunque no lo acepten los ultras, también nos declaramos ambientalistas y responsables, pues queremos cuidar el medioambiente poniendo también como prioridad el trabajo y la salud de nuestras sociedades. Desde ese principio afirmamos que es necesario y posible el aprovechamiento solidario y planificado de nuestros recursos naturales para diversificar la producción y, con las rentas del gas y el petróleo, diversificar la matriz energética incrementando la participación de las fuentes renovables.

En este punto de tan irreconciliable discusión cabe una pregunta: ¿y si se demuestra que la Fractura Hidráulica bien implementada y con controles exhaustivos no contamina? Esa es nuestra hipótesis y, como toda afirmación, sólo el método científico puede avalarla o refutarla.

Toda tecnología genera impactos, si los mismos son controlados, pero si durante su ejecución los parámetros se salen de lo previsto, ya no se trata de impacto, sino de contaminación. En EE. UU. se han realizado aproximadamente dos millones de fracturas hidráulicas y, si bien es cierto que algunas sufrieron accidentes, se han alcanzado procedimientos altamente confiables, permitiendo el autoabastecimiento de gas del país que más energía consume en el planeta.

En Neuquén recién llevamos hechas casi 2.000 fracturas en 300 pozos. Si bien son pocas aún, no se produjeron eventos indeseables. Todo indica que estamos bien encaminados; que se está transitando un proceso de mejora continua, disminuyendo el consumo de agua fresca y procesando adecuadamente los líquidos afectados de retorno. Es decir, se está aplicando seriamente el método científico. Entonces, ¿y si en algunos pocos años se comprueba con decenas de miles de fracturas que el método es confiable? ¿Si a la par de no contaminar resulta el fundamento del crecimiento económico, social y cultural de la provincia, así como del empleo bien remunerado de miles de personas? Mi pronóstico es que así sucederá.

(*) El autor, Luis Felipe Sapag, es Diputado MPN, miembro informante del convenio YPF-Nqn sobre Vaca Muerta

, , , , ,