Argentina

Resurgen fábricas nacionales para abastecer con insumos a las petroleras

1 Oct , 2013  

Referentes del sector aseguran que a partir de la explotación de recursos no convencionales que planifican los operadores del mercado es posible que en el mediano y largo plazo se tienda a sustituir los productos que actualmente se traen de otros países. Será imprescindible crear un marco regulatorio propicio para tal fin.

El Plan Estratégico de YPF proyecta inversiones por un total de 37.200 millones de dólares hasta 2017 con el objetivo de incrementar un 32 por ciento la producción de petróleo y gas y un 37 por ciento la de naftas y gasoil.

El 80 por ciento del capital será financiado con fondos propios, a través de incrementos en los surtidores, mientras que el 20 restante será aportado por socios privados, entre ellos Chevron.

Para el desarrollo de estos proyectos, tanto la petrolera estatal como el resto de las empresas del rubro, requieren de una variedad de productos que abarcan a muchas de las actividades económicas, siendo una de las fundamentales la metalmecánica.

Hoy por hoy, las compañías petroleras compran la tecnología de avanzada en otros países del mundo, pero a partir del boom de la explotación de no convencionales es de esperar que haya inversores interesados en producir en nuestro país los elementos necesarios.

Marcos Thibaud, especialista y consultor en asuntos de energía, entiende que este proceso de sustitución de importaciones va a “depender de las políticas oficiales”. Como aspectos fundamentales, considera necesario garantizar un plan petrolero de largo plazo y estabilidad para las inversiones. “Por ahora no veo que se vengan a instalar plantas pero es posible que en un futuro haya inversiones”, opinó para “surtidores.com.ar”.

Por el momento, las operadoras deben importar las herramientas, luchando contra las restricciones que impone la Secretaría de Comercio Interior. En muchas ocasiones los insumos quedan frenados en la Aduana y los proyectos se demoran, ocasionando serios perjuicios económicos.

La industria metalmecánica, principalmente ubicada en Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba, presenta fuertes expectativas de incrementar la producción en los próximos años, a medida que avance el plan de los 100 días que anunció YPF. Los proveedores de plantas de almacenamiento, las empresas de transporte y las areneras, entre otros rubros, también esperan que se incremente la demanda durante esta década.

Argentina

Sturzenegger consideró que el momento de explotar Vaca Muerta es “ahora”

1 Oct , 2013
Shale Seguro  

En una entrevista brindada esta mañana a Radio Mitre, el candidato del PRO, Federico Sturzenegger, se refirió a la explotación del yacimiento de hidrocarburos no convencionales Vaca Muerta y apuntó a la necesidad de aprovechar en el precio del combustible en la actualidad.

“Hoy el precio de los productos energéticos es bastante alto en el mundo, a números inusuales”, señaló el también presidente del Banco Ciudad. Asimismo, apuntó a los cambios en las técnicas de explotación que “va a hacer que el precio de la energía en el mundo caiga muchísimo”.

“Estamos yendo a un mundo con una energía de gas y petróleo muy barato”, vaticinó Sturzenegger al tiempo que explicó que el “gigantesco yacimiento que nosotros tenemos que es Vaca Muerta, si no lo explotamos ahora, el día que lo saquemos va a valer muchísimo menos”. Así, concluyó que “el país debe tener un sentido estratégico de cuándo lo produce”.

El funcionario reiteró en la entrevista radial su opinión sobre que Vaca Muerta es “el pasaporte que tiene la Argentina para generar una sociedad con más inclusión, una sociedad donde se pueda acceder a un sistema público de educación y salud espectacular”. Las mismas palabras pronunció en el debate económico realizado en TN junto con Martín Lousteau y Carlos Heller.

En línea con lo expresado en Radio Mitre, en una entrevista publicada hoy en el diario Clarín, Federico Sturzenegger señaló que “el país tiene en Vaca Muerta un ingreso potencial equivalente a nueve PBI de la Argentina. Pero sólo con Chevron de socio no alcanza”.

, ,

Mundo

Para la petrolera Dow el shale gas es
un “tesoro” que vale la pena buscar

1 Oct , 2013  

El presidente de Dow Europa, Oriente Medio y África y vicepresidente ejecutivo y director comercial de The Dow Chemical Company, Heinz Haller, afirmó hoy en el foro de la Nueva Energía que el gas de esquisto, el que debe extraerse con la técnica del ‘fracking’, es “un “tesoro” que merece la pena buscar”.

Así se expresó en el citado evento informativo, organizado por Nueva economía Fórum, el máximo responsable en Europa de la mayor multinacional química estadounidense, quien incidió en la importancia de los costes energéticos para que la industria europea recupere la competitividad.

A este respecto, explicó que gracias al shale gas el precio de este recurso en EEUU representa una tercera parte del precio en Europa y advirtió de que se trata de un recurso muy difícil de transportar.

“No hay razón para que el gas de esquisto no pueda contribuir en Europa”, señaló Haller, quien estimó que faltan al menos 10 años para que las extracciones sean una realidad en este continente.

Preguntado por la preocupación ciudadana sobre el peligro del ‘fracking’, sentenció que “sería un error que la industria parara de hacer cosas por ese escepticismo”. En esa línea, defendió que “no es bueno solo para la cuenta de resultados, ya que también lo es para los consumidores”.

Según explicó, Europa Tiene reservas importantes de gas de esquisto en Polonia, Francia, Rumanía, Reino Unido, Holanda y también en España.

Además, valoró como una ventaja para Europa que estas tecnologías ya estén disponibles y que hayan mostrado su valía con la experiencia en Norteamérica. También alertó de que las reservas en China son incluso mayores que las americanas.

COMPETENCIA ASIÁTICA

En cuanto al sector químico europeo, apuntó que como consecuencia de los costes se está quedando “rezagado” con respecto a los competidores asiáticos, ya que su cuota en el negocio mundial se ha reducido un 50% en la última década.

Las principales inversiones no están llegando a Europa” porque, según explicó, van hacia a Asia, por su competitividad, a Oriente Medio, al contar con los recursos, y a EEUU, por sus costes.

La presión competitiva es enorme y no va a hacer más que empeorar”, concluyó Haller, quien reiteró que “estamos quedándonos rezagados a un ritmo sin precedentes en términos de inversiones”.

The Dow Chemical Company utiliza el 1% de la producción mundial diaria de energía, unos 840.000 barriles de petróleo, lo que representa el 60% del consumo de toda España.

Argentina

Neuquén: la empresa G&P comienza la primera fractura hidraúlica en Vaca Muerta

1 Oct , 2013  

La empresa provincial Gas y Petróleo del Neuquén (G&P) iniciará su primera fractura hidráulica en el pozo exploratorio que perforó en Vaca Muerta.

Para el gobierno provincial se trata de un hito en la breve historia de la compañía, por lo cual el gobernador Jorge Sapag recorrerá mañana la locación junto al presidente de G&P y ministro de Energía, Guillermo Coco, entre otros funcionarios.

Hoy, el secretario general de los Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, visitará el pozo junto a Coco. “Va a ser una linda jornada”, señaló el sindicalista, al indicar que irá en carácter representante gremial y candidato a senador nacional por el MPN.

G&P iniciará la primera etapa de una serie de varias fracturas en el pozo Aguada Federal, que realizó por cuenta propia en el bloque del mismo nombre donde la semana pasada cerró un acuerdo con la alemana Wintershall.

El acuerdo, que debe ser ratificado antes de fin de año cuando se firme la conformación de la UTE, prevé que la empresa europea destine 142 millones de dólares para ingresar al negocio. Si el período exploratorio es exitoso, ambas firmas deberán invertir más de 3 mil millones de dólares en conjunto para desarrollar el área de 97 km2.

Producción
Con esta sociedad, G&P quiere convertirse en una petrolera mediana en el mercado argentino. La compañía provincial ya tiene en marcha un yacimiento convencional junto con la nacional Enarsa, donde ya invirtieron unos 80 millones de dólares. Y en los próximos meses destinarán otros 30 para transportar la producción de los bloques Aguada del Chañar, Cánepa y Aguada Federal.

Por otro lado, ya tiene cerrada una alianza con la Petrobras en Veta Escondida, área que fue revertida por la Provincia a la compañía brasileña y que derivó en un litigio que está en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Los trazos gruesos del acuerdo ya están convenidos, y resta pulir la parte comercial.

Argentina, Expertos

Especialista destaca la riqueza de los yacimientos “no convencionales”

1 Oct , 2013
Pablo J. Pazos - Investigador del CONICET  

El estudio de los yacimientos “convencionales” se halla en una etapa que podría denominarse madura; es decir, las probabilidades de encontrar nuevos yacimientos convencionales de importancia es baja. Este diagnóstico lleva a analizar otras alternativas para revertir la enorme cantidad de divisas que se van en importaciones.

La Formación Vaca Muerta pasa a ser protagonista en la búsqueda de reservorios “no convencionales”. Su característica es que el gas y el petróleo que contiene están confinados dentro de la misma roca generadora, no han sido expulsados.

Eso no ha ocurrido porque ese hidrocarburo está en poros muy pequeños y poco interconectados. El hidrocarburo que estaba alojado en poros mayores ha sido expulsado y ha migrado hacia los reservorios de yacimientos “convencionales”.

Para extraer el gas atrapado en los poros es necesario generar artificialmente “vías de escape”. El método utilizado es la fractura hidráulica, que consiste en inyectar a presión agua y otras sustancias para que, primero, se abran las fracturas existentes y se generen nuevas y, luego, que esas sustancias llenen las fracturas impidiendo que las mismas se cierren.

No se puede utilizar cualquier producto ya que las temperaturas existentes en subsuelo son significativamente distintas a las de superficie y esas partículas deben tener resistencia adecuada para no deformarse cuando la fractura, al cesar la inyección, intenta cerrarse.

Al estar la Formación Vaca Muerta a más de 2.000 metros de profundidad, en la zona de interés, el agua que se encuentra alojada en la roca es salada, ya que ha tenido millones de años para cargarse de sustancias ahora disueltas. Cabe recordar que los acuíferos que habitualmente nos alimentan de agua dulce son poco profundos o extremadamente superficiales en algunos casos.

En ningún caso esas aguas profundas son las que explotamos para riego o bebida. Por otra parte, estas fracturas que también se utilizan en yacimientos convencionales se conocen desde 1940 y los primeros pozos horizontales datan de 1929, no en la Argentina, por supuesto.

Aclarando que no oscurece

Dado que todas las perforaciones, tanto para yacimientos convencionales o no convencionales, no son horizontales en el rango de profundidad de los acuíferos, los “cuidados” no son distintos de los que se debe tener en una explotación “tradicional”.

Estudios previos en EEUU (1) muestran que sobre más de 6.000 pozos analizados los problemas de filtración por mala cementación (pared del pozo) son inferiores al 4%. Pero lo que es más interesante aún es que la vinculación entre estos “fallos” con un contenido mayor de gas (metano) en los acuíferos de agua dulce no ha sido probada.

Hay temor de que las fracturas generadas en profundidad se expandan hasta la zona de acuíferos de agua dulce. Está probado que por debajo de un determinado umbral de profundidad esto es imposible.

Por suerte la “Vaca Muerta” está soterrada bien profunda (2.100-3.000 metros). Las fracturas además se diseñan para controlar su extensión y en ello se tienen en cuenta muchos factores. Algunos videos que circulan en la red no corresponden a yacimientos no convencionales del tipo Vaca Muerta y no pueden extrapolarse a este caso.

La posibilidad de generar sismos que produzcan daños es otro de los temores más frecuentes. La cuenca Neuquina, al pie de los Andes, se “sacude” constantemente aunque solo sean detectables para la población los sismos mayores.

Los estudios existentes en EEUU han mostrado que la cantidad se incrementa, pero que la magnitud (poder destructivo) se halla muy por debajo del umbral de las escalas más utilizadas y no son detectables, salvo por sismógrafos.

Desde el punto de vista estrictamente geológico, la Formación Vaca Muerta, que representa el registro de una inundación marina de hace millones de años en tiempos donde el clima cambiaba progresivamente hacia condiciones de temperatura (elevadas) mayores a las actuales, constituyó un “mar de vida” en la superficie y columna de agua, lo que produjo abundantes desechos orgánicos, microscópicos, que luego fueron preservados en cantidades inusuales y que permiten concluir que como consecuencia de tanta abundancia de vida y de excelentes condiciones de preservación la naturaleza nos ha dado una unidad geológica con características que nos permitirían autoabastecernos de gas por mucho tiempo, siendo el gas menos productor de gases invernadero que el petróleo y mucho menos que el carbón.

La transformación de, al menos, un 30% de la matriz energética llevaría décadas y debemos preguntarnos si como argentinos preferimos la importación indefinida (la que criticamos) y renunciamos a las fuentes de energía fósil o si nos alejamos de la coyuntura política y pensamos al menos a mediano plazo, lo que significa “vivir con lo nuestro” y que es mucho, ya que tenemos recursos abundantes y relativamente poca población, algo que para China, por ejemplo, ante igualdad de recursos, representa muchos menos años de energía disponible, dada la conocida cantidad de habitantes.

La alternativa a hacer las cosas bien no puede ser no hacer nada.

Argentina, Expertos

Ex CEO de Southern Co para Argentina instó a ampliar el debate sobre ‘Fracking’

1 Oct , 2013
Ricardo Falabella - Ex Pte World Energy Council en Argentina  

En California, le están echando la culpa al Centro para la Diversidad Biológica, al Centro para la Defensa del Medioambiente, a la Fundación Surfrider y a la ONG Truthout por haber tratado de fabricar una controversia con respecto a la inveterada práctica del petróleo denominada fractura hidráulica en aguas de California.

En un lado del ring están las petroleras con un permiso para hacer Fracking otorgado por el Bureau of Safety and Environmental Enforcement (BSEE). Este organismo tiene a su cargo regular los aspectos de fractura hidráulica costa afuera debido a su experiencia en petróleo y gas. El BSEE dice que cada operación es única y debe pasar extensos exámenes de parte de sus expertos.

Del otro lado del ring están estos los grupos de presión que dicen que los petroleros están operando en un ambiente no regulado y desechando químicos en el mar. Ellos dicen que una parte significativa del líquido de la fractura hidráulica es desechada en el océano o bien transportada y descargada directamente en la tierra. En el mar los químicos entran en el ecosistema y en tierra tiene el potencial de contaminar el agua de las napas freáticas.

Independientemente de cada argumento, lo cierto es que la fractura hidráulica en general y en este caso, en el mar, es muy conocida, muy regulada y muy vigilada por todos.

Mi amigo, Randy, un californiano de 6 generaciones, me dice que el Estado de California es uno de los más rigurosos en la protección del medio ambiente y que muchas industrias (de cualquier tipo) temen instalarse actualmente en el Estado por el exceso de reglamentos estatales y la imposición estatal.

En nuestra Argentina no tenemos todavía ningún tipo de norma específica aplicable a la fractura hidráulica porque hasta ahora no la hemos necesitado. Los tiempos de una discusión amplia y profesional han llegado. Recordemos que el sujeto más valioso del medio ambiente es el hombre. Y el hombre necesita trabajo y oportunidades. Esto lo interpretó claramente el peronismo que siempre fue práctico antes que teórico.

Con la venida de posibles inversiones petroleras en formaciones de shale oil & gas tenemos la obligación de dictarnos las normas pertinentes para lograr dos objetivos fundamentales: (a) establecer los parámetros de conservación del medio ambiente acordes con el crecimiento económico del país, sus provincias y su pueblo; (b) hacer saber al productor petrolero cuáles son esos parámetros para que evalúe económicamente su inversión y sus riesgos.

Una vez que hayamos desarrollado en conjunto estas normas, tenemos que tener la disciplina de mantenerlas. Si las hemos estudiado a conciencia y desarrollado por nuestros profesionales más competentes deberán servir como un puntal de desarrollo y no de pelea donde la gente ignora dónde está la verdad.

California es solamente un ejemplo, que como no tenemos uno propio podríamos usarlo para aprender. Lo cierto es que tendremos que desarrollar yacimientos como Vaca Muerta, hoy o mañana. Definamos nuestras reglas y cumpliéndolas hagamos historia.

Expertos, Mundo

El 90% de la energía primaria del mundo proviene de combustibles fósiles

30 Sep , 2013
Luis Giusti López - Ingeniero en Petróleo, ex Pte. de PDVSA  

La actual demanda energética global es de 255 millones de barriles por día de petróleo equivalente (petróleo y gas), de la cual el 35% es cubierta por petróleo, el 30% por carbón y el 25% por gas natural. En otras palabras, el 90% de la energía primaria proviene de combustibles fósiles.

Del 10% restante, el 5% corresponde a hidroelectricidad, el 3% a energía nuclear y el 2% a fuentes renovables. La conclusión inmediata es que no obstante el interés general de reemplazar los combustibles fósiles por fuentes renovables, motivado por preocupaciones ambientales, en especial calentamiento global, los combustibles fósiles predominarán por muchas décadas más. Eso constituye un importante “telón de fondo” para poner en una perspectiva responsable la evolución de los renovables y rechazar el argumento excluyente de “una cosa o la otra; los sucios fósiles o los limpios renovables”, originado entre los grupos ambientalistas radicales.

Es necesaria la aceptación general de que la protección del ambiente es responsabilidad de todas las naciones y todos los individuos, pero es de superlativa importancia abordar el asunto de manera responsable, planteando un balance apropiado y factible entre las diversas fuentes de energía para asegurar el suministro energético necesario con el daño ambiental mínimo posible.

En 1997, cuando USA decidió no ratificar el Protocolo de Kioto, el mundo encontró un chivo expiatorio: George W. Bush. El presidente anunció públicamente la posición de su país, alegando que no podría cumplir con los exigentes objetivos vinculantes del protocolo. Pero un hecho menos conocido es que, con dos excepciones, ningún otro de los países suscriptores podría cumplir.

Las excepciones eran el Reino Unido —porque desde hacía tiempo estaba adelantando un programa masivo de cambio a gas natural— y Japón —por su prolongado estancamiento económico que evitaba aumentos de emisiones—. A lo largo de los años hemos visto las promesas del protocolo derrumbarse, con la mayoría de los 37 países con objetivos vinculantes afirmando que se retirarán del protocolo y/o no suscribirán la enmienda de su segunda vuelta. En 2012 Canadá se retiró. ¿Acaso por eso hay que descalificar y rechazar los esfuerzos del proyecto? La respuesta es categóricamente ¡NO! Pero la evolución del protocolo debe servir como punto de reflexión en busca del balance adecuado mencionado en el párrafo anterior.

Resulta entonces muy claro que el petróleo continuará su predominio, especialmente en el sector de transporte. Atrás quedaron las discusiones del pico petrolero. El trabajo de Richard Nehring cotejando la historia de producción de las dos cuencas más grandes de EE.UU., el Valle de San Joaquín y el Permian Basin, demostró como el modelo de Hubbert (el pronosticador del pico) se quedaba inmensamente corto en la producción. Al igual que Malthus, los modelos de Jay Forrester y el Club de Roma, Hubbert no alcanzó a vislumbrar el impacto del ingenio humano y la evolución tecnológica. De hecho, la nueva sísmica, los nuevos registros de pozos y las nuevas tecnologías de perforación profunda expusieron el hecho de que la “exitosa” predicción de Hubbert del pico en EE.UU. habría sido el resultado de una simple convergencia de circunstancias.

Sus discípulos Colin Campbell, Jean La Herrere y William Deffeyes pronosticaron otro pico mundial para 2012 que tampoco se cumplió. Por su parte, el profesor Maury Adelman, del MIT, pensador de la escuela de la cornucopia, lo puso magistralmente cuando afirmó: “Para conocer las reservas finales tendríamos que tener el conocimiento final, y nadie puede presumir que lo tiene”.

Y ahora de nuevo comprobamos cuan ciertas son las palabras de Adelman. La perseverancia de George Mitchell en desarrollar la tecnología para fracturar las lutitas de Barnett en Texas, y la combinación de su desarrollo con la perforación horizontal desarrollada y consolidada por Devon Energy, nos ha traído la revolución del gas y el petróleo en EE.UU. que ahora se proyecta globalmente. Nuestro planeta ha dado un salto de tener reservas petrolíferas para 50 años y reservas gasíferas para 80 años, a tener petróleo para 120 años y gas natural para 200 años.

,

Argentina

Desde la UIBB abogan por el crecimiento de
Bahía Blanca gracias a Vaca Muerta

30 Sep , 2013
Shale Seguro  

El vicepresidente 1° de la Unión Industrial de Bahía Blanca (UIBB), Gustavo Elías, se refirió a la explotación de recursos no convencionales en el yacimiento de Vaca Muerta y apuntó que la ciudad debe estar preparada para el “nuevo desarrollo”.

“Hablar de Vaca Muerta significa analizar qué inversiones podemos atraer para Bahía Blanca. Es el gran desafío que debemos fijarnos los empresarios locales, porque estamos ante un momento muy especial y favorable, pero hay que estar preparados para afrontarlo y desarrollarlo”, expresó.

Bahía Blanca está en un lugar estratégico para Vaca Muerta, por este motivo, el empresario local apuntó a que la ciudad “tiene que prepararse para estar a la altura de lo que se viene en materia energética”.

“Hoy tenemos empresarios bahienses que están capacitados para brindar distintos servicios, ya sea en la parte industrial como también en la logística. Y, desde la UIBB, tenemos que hacer valerlo para que el desarrollo y crecimiento sea netamente bahiense”, instó Elías.

El empresario abogó por el crecimiento del sector a partir de las radicaciones. “No sirve de nada que vengan empresarios golondrinas para hacer su negocio e irse. En Bahía hay muchas empresas que pueden ofrecer esos mismos servicios y, de esa manera, habría una mejora para todos. Pero toda la ciudad debe encolumnarse atrás de estos empresarios, porque son los que ponen la cara por la ciudad”, opinó.

En sintonía, agregó que “Bahía Blanca tiene importantes ventajas. Por ejemplo, cuenta con un puerto de gran calado, con un Consorcio de Gestión que ha demostrado tener un eje de trabajo muy dinámico”.

Por otra parte, Elías también hizo espacial énfasis en los aportes que podrían llegar a brindar las universidades radicadas en Bahía Blanca. 

“Se perdieron muchas inversiones por desconocimiento. Y eso no se puede permitir otra vez. No se puede perder el tren dos veces. La ciudad está capacitada para crecer y nosotros, los empresarios, debemos darles las herramientas necesarias, concluyó.

, , ,

Argentina, Expertos

Debate sobre el ‘Fracking’: Desarrollo
económico vs. antidesarrollo sustentable

30 Sep , 2013
Alejandro Fiorito - Economista, docente de la UNLu  

Desde los años ’70, el discurso ético y políticamente correcto de la ecología recorre el mundo. Su línea de largada fue el informe realizado por un grupo de científicos, políticos y empresarios a instancias del Club de Roma, en el que se anunciaba una gradual debacle humana en el lapso de cien años. Se concluía allí que el nivel de recursos remanentes del planeta era incompatibles con el crecimiento económico mundial. El modelo presentado no consideraba, por ejemplo, la posibilidad futura de saltos tecnológicos. Tampoco la enorme capacidad adaptativa de la sociedad humana. El debate resultante posterior configuró un verdadero decálogo del antidesarrollismo para los países periféricos. No sorprende por ello la rápida acusación de “economicismo” a todo el que hable de crecimiento económico, aun en una discusión que tiene como centro evitar la restricción estructural de divisas de un país, una de las condiciones necesarias para el desarrollo.

En el peculiar universo ecologista se argumentan escenarios futuros de catástrofes hollywoodenses, se reproduce con nostalgia la idea de que “todo tiempo pasado fue mejor” y se exaltan las civilizaciones antiguas como poseedoras de saberes ambientales inmanentes. Figuras públicas, académicos y ONG reproducen un sentido común de ser “ciudadanos del mundo”. Pero tan noble preocupación por el planeta suele no ser retribuida cuando una crisis económica jaquea al espacio nacional en el que viven. El ecologismo parece habitar un mundo donde no existe la cuestión nacional, donde no hay Estados en competencia.

Esta ideología es rescatada tanto por la izquierda (para la que los límites de la naturaleza parecen haber reemplazado en el relato de la barbarie capitalista al embate revolucionario de los trabajadores) como por la derecha (a través del paradigma neoliberal de la escasez). Desde allí se exageran, sin pruebas científicas definitivas o sin datos específicos, los perjuicios que ocasionaría el crecimiento económico nacional, al que se prefiere sacrificar en beneficio tácito de los países centrales ya desarrollados. Paradójicamente, es la pobreza por no desarrollo la que representa el peor riesgo contaminante del ambiente.

En el caso de la explotación de hidrocarburos por medio de la tecnología del fracking, no se dice que su riesgo ambiental es similar al de un pozo convencional. En formaciones como Vaca Muerta o Los Molles, en la provincia de Neuquén, la roca madre sobre la que se provocarán las fracturas masivas cuando lleguen las inversiones se encuentran a profundidades de entre 2000 y 3000 metros y en capas de entre 100 y 300 metros de espesor. Nunca se detalla, por ejemplo, que los acuíferos a más de 1000 metros no son potables por su altísima salinidad, de hasta diez veces el promedio marino. Por lo general, los pozos de agua dulce no superan los 100 metros. En consecuencia, no es factible conectar por fracking los dos niveles subterráneos y contaminar el agua, más si se considera que las fracturas hidráulicas alcanzan alrededor de 50 metros.

Seguramente la económica no es la única perspectiva para la compleja relación entre desarrollo económico y tecnologías aplicadas. Pero cualquiera sea el plano de análisis, debería existir alguna recomendación, un curso de acción preciso para solucionar el problema específico. Sin embargo, es sintomático que ante la falta de ideas claras para el desarrollo se apele a cualquier argumento sin que aparezca ninguna alternativa. Por ejemplo, se proponen opciones tecnológicas “no neutrales” que muestren lo complejo del tema acometido, dando un curso de acción hacia una discusión “sin incongruencias epistemológicas” y “hacia un sistema de organización política, social y económica diferente”. La tarea, por supuesto, escapa a cualquier cronograma gubernamental.

Tampoco queda claro cuáles serían esas opciones económicas, sociales y políticas de un sistema de organización diferente, literalmente ideal. En la economía capitalista (hoy sin rupturas y tendencias observables a formaciones socialistas) existen procesos de histéresis tecnológica, es decir, de continuidad y complementariedad de la estructura productiva en el tiempo. Son los Estados los que al impulsar el desarrollo modifican las condiciones productivas, aunque no por ello sin ninguna estimación de costo ambiental. En la tarea deben considerar la base tecnológica real sobre la que se asienta su economía junto a los costos de oportunidad de las modificaciones técnicas a incorporar. Una visión pro desarrollo está obligada a pararse en la realidad efectiva desde el Estado nacional de acuerdo con parámetros internacionales de menor contaminación relativa, dadas las tecnologías a emplear y los costos de oportunidad. ¿No crecer es una alternativa? Sería bueno que los ecologistas lo digan claramente. También deberían ser más claros respecto de a qué se refieren cuando demandan una tecnología “no colonial”. Parece difícil operar coyunturalmente con recomendaciones tan genéricas.

Creer en “otros mundos” no produce daño alguno, siempre que el creyente se fije atentamente en la vida… y ésta, en sociedades tecnológicas y de hábitos, es regulada normalmente por la persistencia y complementariedad de los procesos. Y el capitalismo sigue siendo el que era: una creación estatal de disputa sin tregua y que no da muchas opciones para los más débiles. La ecología como discurso “ético” es otro campo de batalla interestatal en contra del desarrollo periférico

, ,

Argentina, Expertos

Geólogo se descarga en “Revista Barcelona” contra los mitos del ‘Fracking’

27 Sep , 2013
Shale Seguro  

En un correo de lectores publicado en la Revista Barcelona el 20 de septiembre, el Doctor en Ciencias Geológicas (UBA) Hugo Marengo se descargó respecto de “las pavadas que se hablan a toda hora y en todos los medios” respecto de la técnica de estimulación hidráulica, más conocida como ‘Fracking’.

“¿Nunca se les ocurre entrevistar a alguien que entienda sobre el tema?”, interrogó el especialista al tiempo que aseguró que “esta técnica se aplica regularmente en el país y el mundo desde hace unos 40 años y nunca, por sí misma, produjo ni un solo problema ambiental”.

“Una perforación mal hecha puede contaminar, con o sin fracking, pero la verdad es que las normas ambientales en la industria petrolera argentina desde hace 20 años son bastante estrictas y se aplican bien”, escribió Marengo.

El correo de lectores cuestiona que se le atribuya a la técnica efectos “extraordinarios” como terremotos locales o remotos, afectación de freáticas y contaminación por compuestos venenosos. Ante esto, el Doctor en la materia responde que “no tiene nada que ver con la realidad, surgen de un desconocimiento total sobre cómo funciona la tierra y la tecnología usada”.

“Para que me entiendan: son razonamientos tan absurdos como decir que la abundancia de señales GPS en la atmósfera puede producir que, de ahora en más, las manzanas de Newton en vez de caer del árbol salgan volando hacia arriba”, sentenció.

Asimismo, se refirió al acuerdo con Chevron sobre el que sostiene que “el aporte de esta empresa sobre la forma de manejo de un yacimiento es diferente a los acostumbrados acá, al doble de profundidad que lo habitual, con técnicas francamente complejas”.

El especialista se adelantó a posibles cuestionamientos a su correo de lectores y apuntó a la pasión de los geólogos que dedican varios años en la universidad con una carrera “extraña”. Así enfatizó que la naturaleza “es nuestra obsesión y contacto diario” y que suelen ser los geólogos “los primeros en denunciar cuando las cosas se ponen realmente feas para el ambiente”.

“Lamentablemente, nuestra capacidad de difusión es casi nula, y por eso nadie nos da bola, y prefieren entrevistar a candidatos, abogados o ambientalistas, que dicen unas pedorradas increíbles”, criticó Marengo.

Sobre el Autor:
Hugo Marengo es Doctor en Ciencias Geológicas (UBA)
Trabajó entre 1988 y 1994 para Pérez Companc como asistente en tareas de geología, química y petrofísica.
Desde entonces, se desempaña en SEGEMAR (Geología regional del Litoral Argentino).
LinkedIn: http://www.linkedin.com/pub/hugo-marengo/43/7b7/657
Twitter: @hugomarengo

, ,