Mundo

No convencionales: un cambio energético también para Uruguay y Paraguay

1 Nov , 2013
Redacción ShS  

Uruguay y Paraguay son dos ejemplos de las posibilidades abiertas por el “boom” del shale. Zonas que históricamente estuvieron relegadas en la producción de hidrocarburos ven horizontes optimistas gracias al auge de la técnica de “Fracking” (estimulación hidraúlica) y podrían revertir el déficit energético que los condiciona desde hace décadas.

En un momento de escasez de combustible fósil, algunos países deben embargar sus economías para la importación de recursos que pueda sustentar el crecimiento del consumo energético de las industrias y los usuarios particulares. Ante este contexto mundial, el shale podría ser la solución en países históricamente deficientes en la producción de recursos hidrocarburíferos.

En los últimos días, se informó que el gobierno uruguayo firmó un acuerdo con la empresa petrolera Shuepbach Energy para la posible explotación de hidrocarburos en el noroeste del país. Por su parte, Paraguay rubricó un preacuerdo con la petrolera President Energy para comenzar la explotación de tres pozos no convencionales.

Así, tras años signados por la importación de combustibles, estos dos países del Mercosur podrían comenzar a transitar el camino del autoabastecimiento. El fenómeno de Vaca Muerta y el aumento de producción de combustibles en EE.UU fueron los motivos que impulsaron estos nuevos emprendimientos en zonas que jamás imaginaron aumentar sus volúmenes de producción de petróleo y gas.

El caso uruguayo
El pasado miércoles, el gobierno de Uruguay sorprendió al difundir información sobre reuniones para un posible contrato con la compañía con sede en Dallas, Shuepbach Energy, que permitiría la fracturación hidráulica para la extracción de gas de esquisto.

El Ingeniero Héctor de Santa Ana, gerente de Explotación y Producción de la empresa pública ANCAP, la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland de Uruguay, aseguró, en diálogo con la BBC Mundo, que “hay dos áreas con permisos de exploración y explotación que están en una fase de estudio y exploración inicial”.

La compañía Shuepbach Energy comenzó con un área de prospección y pidió una solicitud de un contrato de exploración y explotación concedido en los últimos días por el gobierno oriental. “El contrato es en principio para un proyecto de hidrocarburos convencional”, aclaró el gerente de ANCAP y dijo que se analizarán los cambios eventuales en el caso de una explotación de shale.

Gracias a la extracción de gas de esquisto con “fracking”, EE.UU. podría ser autosuficiente en energía para 2035. Según las autoridades de ANCAP, en Uruguay “no hay un estudio riguroso que defina la alternativa o la susceptibilidad en diferentes regiones de la cuenca para ese tipo de práctica en particular visualizando la complejidad estructural”. Sin embargo, la empresa Shuepbach indicó en un comunicado que Uruguay es un país con potencial no convencional.

shale en uruguay

Áreas evaluadas para gas de esquisto (rojo) y
petróleo de esquisto (verde) en un estudio del
Servicio Geológico de EE.UU. de 2011.

Paraguay, proyección alentadora
La petrolera President Energy ya anunció que el próximo año se harán tres pozos exploratorios en la zona chaqueña. La compañía aseguró que las perforaciones se harán de acuerdo con los estándares internacionales para proteger el medio ambiente y no descartó avances en la exploración para la obtención de tight y shale gas.

“Hasta ahora no anticipamos tecnología de fracking, solamente perforación convencional”, indicó el gerente regional de la empresa, Peter Levine.

Asimismo, los primeros estudios se realizaron entre abril y setiembre pasado en el bloque Pirity y Demattei, suroeste del departamento de Boquerón. Levine aún no dio mayores detalles sobre los estudios, solo señaló que brindarán mayores comentarios cuando se termine el informe final que prevén difundir en diciembre próximo.

Ante los reclamos de grupos ambientalistas, el gobierno de Horacio Cartes evitó hablar de los detalles de la exploración, pero los medios locales informaron que los técnicos de la empresa están trabajando en lograr seis perforaciones; tres en el bloque Pirity y la misma cantidad en el bloque Demattei. De esta manera, la reserva se podría estimar en 150 millones de barriles de petróleo.


Últimos Tweets