Argentina, Energía

Mendoza desarrollará su porción de Vaca Muerta y licitará áreas convencionales

10 May , 2016  

0009014807

El subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú, afirmó este lunes que “eventualmente el turno de Mendoza va a llegar en el tema del shale, proyectando lo que pasa en Neuquén, en el área de Vaca muerta”, de hidrocarburos no convencionales, pero la provincia licitará 6 ó 7 áreas de hidrocarburos convencionales a fin de año.

“Si en algún momento las condiciones comerciales o económicas se dan, el shale va a llegar a Mendoza, que desde el punto de vista técnico no tiene mayores desafíos que los desarrollos que se están haciendo en Neuquén”, afirmó Guiñazú durante el seminario Argentina Shale Gas & Oil Summit 2016.

 Sostuvo luego que “en comparación con el área de Vaca Muerta en Neuquén, tenemos el mismo nivel de reservas comprobadas, pero Neuquén tiene un futuro mucho más interesante”.

“Por los cálculos que hacemos desde la Dirección de Hidrocarburos y con especialistas, vemos que 20 a 30% de lo que es Vaca Muerta en Neuquén puede proyectarse hacia Mendoza”, estimó.

Guiñazú reconoció, sin embargo, que “para ese desarrollo hace falta que cambie la situación internacional, inversiones a largo plazo, mejoras en aspectos tecnológicos y que la ecuación económica madure”.

El subsecretario consideró, por otro lado, que “dentro de las explotaciones convencionales tenemos bastantes oportunidades”.

“Entre 20 y 22% del producto de Mendoza proviene hoy del petróleo, unos 2.600 millones de pesos de ingresos anuales del Estado provincial, entre regalías y canones”, precisó.

Guiñazú detalló que existen en esa jurisdicción 92 áreas definidas, 42 en explotación y 50 en exploración; “de estas últimas, 14 tienen operador pero no tienen actividad, mientras 30 áreas no tienen operador”.

“Después de 7 años de caídas consecutivas la producción de Mendoza aumentó, a través de descubrimientos hechos por YPF, fundamentalmente en Chachauen, Cerro Pencal y El Sosneado, pero las reservas son de menos de 9 años, lo cual es preocupante a la hora de pensar en nuestros ingresos”, dijo el subsecretario.

El pequeño quiebre en la tendencia de caídas productivas en 2015, agregó, tuvo como contrapartida un “enorme aumento de las inversiones desde 2013”.

“Tenemos mucho que hacer para ordenar la situación del sector, fundamentalmente en exploración, ya que más del 50% del área provincial está sin ser trabajada”, añadió.

Guiñazú recordó que “de los compromisos de inversión para 2016, unos u$s 760 millones, menos del 5% está dedicado a exploración”.

El funcionario remarcó que el principal desafío consiste en “ordenar el tablero contractual de la provincia: Mendoza licitó hace 10 años con pliegos que estaban lejos de ser perfectos; eso generó que al negocio petrolero entrasen muchos actores que no necesariamente tenían experiencia en el negocio ni interés de trabajar como petroleros, sino de actuar como meros intermediadores en el movimiento de las áreas, especulando con la llegada de operadores más grandes, lo cual nos ha generado bastante atraso”.

“Vamos a volver a licitar con reglas mucho más claras y contratos más evolucionados, que nos permitan tener una visión de planificación dentro del uso del recurso en la provincia”, prometió Guiñazú.

Señaló al respecto que se trabaja en la recopilación de la información geológica de las áreas, “para ir a licitar las que tengan mayor potencial”.

“Son áreas marginales que necesitan un estudio previo y estamos trabajando en asociaciones con empresas, para incrementar, con inversiones bajas, el nivel de información disponible”, explicó.

Esas empresas, admitió el subsecretario, “tendrán en una futura licitación algún grado de preferencia”, aunque todavía se analiza con las operadoras “cuál sería el mecanismo de licitación adecuado y atractivo para su participación de ellas”.

“No estamos apurados para hacer las licitaciones, nos vamos a tomar tiempo; Mendoza siempre licitó con muy poco tiempo y queremos desarrollar un nuevo pliego, poner en valor la información que tenemos de yacimientos sin explotar e intentar atraer nuevos actores”, dijo Guiñazú.

Se procura asimismo renegociar la operación de áreas marginales de baja productividad, que no se están explotando a su máxima potencial, ya que por problemas contractuales la provincia no tiene herramientas para conversar, “pero podemos llegar a acuerdos comerciales”, confió el funcionario mendocino.

El funcionario también anticipó que para fin de año o principios de 2017 se convocará a nuevas licitaciones de 6 o 7 áreas para exploración de hidrocarburos convencionales en la provincia, al participar en Argentina Shale Gas & Oil Summit 2016, que se desarrollará hasta el martes en un hotel porteño.

Fuente: Télam

, , , , ,


Últimos Tweets