Argentina, Energía renovable

Las expectativas para el “año de las renovables”

18 Ene , 2017
Cronista  

energia_renovable

Este 2017 el mercado está a la espera de que se pongan en marcha los proyectos adjudicados en el Plan RenovAr y que el Gobierno defina las reglas del juego para los contratos entre privados para normalizar el sector.

La transformación de la matriz energética recién comienza. Pese a que en 2016 el sector de la economía ligado a las energías renovables tuvo un punto de inflexión, a través del fomento del Ministerio de Energía y Minería por medio del Plan RenovAr, este año será decisorio: son 7.500 usuarios electrointensivos los que deberán tener, para el 31 de diciembre, proyectos presentados para abastecer el 8% de su consumo energético utilizando fuentes límpias.

Con el decreto firmado por el presidente Mauricio Macri a principios de mes, en el cual se estableció a 2017 como “el año de las energías renovables”, el Gobierno le puso sello a lo que el mercado venía anticipando: la expectativa del sector público es que las inversiones lleguen, y que las licitaciones adjudicadas en las rondas 1 y 1.5 del Plan RenovAr se materialicen.

Hasta el momento, de los 47 proyectos otorgados en ambas licitaciones, solamente fueron firmados siete contratos correspondientes a la Ronda 1, según lo informó el Ministerio de Energía y Minería la semana pasada. Para Juan Bosch, presidente de SAESA, la demora de los proyectos es lógica. “La instrumentación de los vehículos jurídicos con Sociedades de Propósito Específico, la asignación de los cupos de beneficios tributarios, instrumentación de las garantías cruzadas, verificación de mil detalles, la negociación de los propios adjudicatarios con las instituciones que les proveen garantías de cumplimiento de contrato y garantías, con los proveedores de tecnología, entre otros pasos, lleva tiempo”, apunta.

Para este año, según Bosch, el Gobierno debe dar un paso clave en la normalización del mercado eléctrico: definir la regulación de los contratos de compra de energía entre empresas privadas.

“Esta reglamentación permitirá que, en lugar de que haya un único comprador de energía -el Estado-, aparezcan múltiples posibles adquirentes, dando al sector un dinamismo que agilizará enormemente las negociaciones y las inversiones”, afirma. Y agrega: “Sin duda podrán entrar muchísimas más empresas y proyectos”.

, ,


Últimos Tweets