Argentina, En los medios, Expertos

Fundación DAR ve al Tight Gas como pieza clave del desarrollo

16 Oct , 2015  

En una columna publicada en Ambito Financiero, el economista de la Fundación DAR, Javier Milano, explica por qué “la explotación de gas no convencional en la Argentina aparece como una oportunidad que no debe desaprovecharse“. Señala que “ya somos el tercer país con mayor cantidad de pozos de no convencionales en el mundo“, y destaca que “el rol que ha cobrado YPF, asociándose con otras empresas, y el trabajo permanente realizado entre Nación y provincias productoras generan un panorama auspicioso”.

Texto completo del artículo

El crecimiento económico sostenido de la Argentina ha generado, junto con uno de los mayores procesos de inclusión social de la historia, un correlativo aumento en la demanda de transporte, energía y servicios de infraestructura básica. Eso nos obliga a pensar y diseñar un proceso que implique, por un lado, la continuidad del crecimiento orientado al desarrollo y, por otro, asegurar un avance permanente de los sectores estratégicos a mediano y largo plazo, con mayores inversiones y con el Estado como garante de la inclusión y la ampliación de derechos.

Desde la Fundación DAR entendemos que en el contexto actual, donde se produjo un descenso considerable del precio del petróleo, obligando al Estado a intervenir en el mercado local para resguardar las inversiones y las fuentes de trabajo, la explotación de gas no convencional en la Argentina aparece como una oportunidad que no debe desaprovecharse.

Algunas experiencias a nivel internacional, como la de los Estados Unidos, nos permiten graficar los alcances que puede tener su explotación. Hace unos años tenían que importar gas a precios que hacían inviable el desarrollo de la industria intensiva en su uso. Hoy, a partir del desarrollo del gas no convencional, esta situación cambió, impactando fuertemente en su PBI.

En el caso de la Argentina, el rol estratégico que vuelve a tener el gas en la política energética viene de la mano del peso relativo que tiene en las importaciones, no existe otro camino más provechoso para la estructura productiva que dirigir las inversiones y trabajar para mejorar el desempeño del sector en la producción de este recurso. Desde DAR entendemos que esa realidad hoy está al alcance de nuestras manos. La producción de no convencional en el país alcanzó un número significativo, más de 1.000 perforaciones en reservorios de shale tight en Neuquén. Ya somos el tercer país con mayor cantidad de pozos de no convencionales en el mundo. El rol que ha cobrado YPF, asociándose con otras empresas, y el trabajo permanente realizado entre Nación y provincias productoras generan un panorama auspicioso. En el Orejano, donde YPF en conjunto con la petroquímica Dow tienen el primer piloto de shale gas, en julio produjeron 730.000 metros cúbicos/días, con 17 pozos, cuando a principios de año casi no producían.

No sólo YPF se encuentra explorando en este mercado, hay que destacar a la francesa Total en Aguada Pichana, a Shell con GyP en La Escalonada y en Rincón de la Ceniza. Otro caso es el de PAE e YPF en Lindero Atravesado, donde aumentaron su producción de manera exponencial.

La Argentina está frente a un gran desafío, su matriz energética depende en un 86% de los hidrocarburos, hoy tenemos todas las condiciones para impulsar el desarrollo del gas: precios competitivos, capacidad de transporte, una geología del mejor nivel mundial y una industria con el conocimiento necesario para su desarrollo.

Uno de los primeros pasos para avanzar hacia la Argentina del desarrollo que plantea Daniel Scioli consiste en alcanzar la soberanía energética; el desarrollo del tight gas y el shale gas es el mejor camino, proteger nuestras reservas, desarrollar nuestra industria, contar con una economía saludable que genere más y mejor empleo para los argentinos es el camino que nos propusimos para la Argentina del desarrollo.


Últimos Tweets