Argentina, Empresas, Energía

Edesur realizó inversiones por $1.210 millones en la primera mitad de 2017

27 Jul , 2017
La Prensa  

Maurizio Bezzeccheri, country manager de Enel en la Argentina, el principal accionista de Edesur, advirtió que “todavía encontramos un resultado negativo en los ingresos netos, debido a que no hemos podido contabilizar una parte importante del aumento tarifario”.

La distribuidora de electricidad Edesur, con operaciones en la zona sur de Capital Federal y doce partidos de la provincia de Buenos Aires, realizó inversiones por $ 1.210 millones en la primera mitad de 2017 “para mejorar el servicio, incluso cuando falta el reconocimiento de una porción de la corrección tarifaria”.

Las inversiones entre enero y junio se concentraron “fundamentalmente en la ampliación de potencia de subestaciones, lo que nos permitió disponer de más energía en nuestras redes, afirmó Maurizio Bezzeccheri, country manager de Enel en la Argentina, el principal accionista de Edesur.

La empresa puso como ejemplo de las inversiones concretadas durante los primeros seis meses del año la re potenciación (de 80 Mva a 160 Mva en cada caso) en las subestaciones Santa Rita (en beneficio de los barrios porteños de Monte Castro, Flores, Villa Mitre, Villa Santa Rita, Paternal y Caballito) y Gerli (que mejora el servicio a usuarios de Lanús).

Bezzeccheri advirtió, por otra parte, que “todavía encontramos un resultado negativo en los ingresos netos, debido a que no hemos podido contabilizar una parte importante del aumento tarifario”.

El resultado de Edesur durante el ejercicio enero-junio fue negativo en $ 818 millones, un 798% superior al quebranto de enero-junio de 2016, que llegó a $ 91 millones.

“Estamos abiertos a seguir cooperando con las autoridades para resolver esta situación que impacta fuertemente en nuestros resultados”, dijo Bezzeccheri.

La empresa, de todos modos, pudo compensar parcialmente el desequilibrio del primer semestre a través de menores pérdidas financieras.

Este último renglón del balance reflejó la actualización de algunas multas dispuestas por el Enre (Ente Nacional Regulador de la Electricidad); el resultado de colocaciones financieras; intereses más altos por facturas impagas por los clientes; e intereses más bajos por deuda en contratos de mutuos con Cammesa.

El saldo negativo de Edesur se registró pese a que en el período crecieron un 27% los ingresos de la compañía, hasta $ 9.025 millones, por la aplicación de los nuevos cuadros tarifarios establecidos con vigencia a partir del 1° de febrero pasado.

La empresa reportó asimismo un recorte en su resultado operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (Ebitda, según las siglas en inglés), que de $ 1.651 millones en la primera mitad de 2016 bajó a $ 439 millones en igual período de este año (es decir, – 73,4%).

Este indicador empeoró principalmente por los mayores gastos operativos, ya que los precios promedio de compra de energía aumentaron 80%, en el marco de la revisión tarifaria.

También incidieron en las cifras presentadas por Edesur las provisiones crecientes para contingencias por multas y el impacto de los salarios y el aumento de la dotación de personal, por incorporación de trabajadores que antes eran contratados.

La empresa informó, en otro orden, que las ventas de energía durante el primer semestre resultaron “levemente inferiores” a las del mismo período de 2016.

“Durante el primer semestre de 2017 la demanda de energía cayó 2,3% a nivel nacional, entre otras razones por temperaturas más bajas en verano y un consumo más racional de la energía”, se explicó.

, , ,


Últimos Tweets