Empresas, En los medios, Energía renovable

Los autos eléctricos, una apuesta por el medio ambiente

14 Dic , 2018
https://www.clarin.com/brandstudio/autos-electricos-apuesta-medio-ambiente_0_ZXrq3kK-N.html  

Evitan la emisión de gases contaminantes y de efecto invernadero. Países como Noruega impulsan su avance para lograr un aire más puro en las ciudades.

Los vehículos eléctricos son la gran apuesta al futuro de las empresas automotrices. Algunas ya proyectan que en unos años solo venderán este tipo de productos. No se trata de una moda sino de una necesidad. Por un lado, las reservas de hidrocarburos se están agotando, y por otro, los motores tradicionales emiten gases contaminantes que atentan contra el medio ambiente y aceleran el cambio climático.

La salida ante este problema es el uso de autos eléctricos, que ya no están propulsados por motores a nafta y, por consiguiente, no emiten dióxido de carbono. Son 100% ecológicos y no despiden gases tóxicos ni humo. Superan en el cuidado del medio ambiente a los autos híbridos, que funcionan con un motor a gas, que produce emisiones, y una batería eléctrica.

Muchos cuestionan que para generar la energía eléctrica también se contamina el medio ambiente. Sin embargo, hoy en día cada vez pisa más fuerte el uso de fuentes renovables, como el viento, el sol y la biomasa, por ejemplo.

De todas maneras, por más que para producir la energía que los hace funcionar se usen fuentes tradicionales, las emisiones de carbono en la atmósfera mejoran con el uso de autos eléctricos. Según un estudio difundido por el International Council on Clean Transportation (ICCT), estos vehículos producen la mitad de las emisiones contaminantes que los que tienen motores a combustión. En la prueba para llegar a esta afirmación se comparó el ciclo de vida total de un eléctrico con las explosiones de gases de un vehículo tradicional.

La realidad es que los autos eléctricos no necesitan combustible sino que se cargan directamente con la electricidad. Esto, además de ser menos contaminante, es más económico. Recargar la batería al cien por ciento es mucho más barato que llenar un tanque de nafta.

El hecho de que la recarga de batería pueda hacerse a la noche, el momento en que el auto no se usa, podría vincularse a los potenciales excedentes de energía eólica nocturna. Esto potenciaría más el beneficio medioambiental.

En Europa, algunas ciudades se plantean sustituir progresivamente los autobuses tradicionales por los eléctricos, que mejoran las condiciones medioambientales no solo por la disminución de emisiones sino también por la baja en los ruidos.

Justamente, la reducción de la contaminación acústica es notable en los autos eléctricos. Son mucho más silenciosos y no emiten sonidos molestos.

Según un estudio elaborado por la Fundación Europea del Clima, la sustitución de combustibles fósiles en los vehículos mejorará mucho el aire. Las emisiones de óxido de nitrógeno, generadas por los motores diesel, se reducirán casi a la mitad en 2030. El uso de autos eléctricos también logrará una drástica reducción en la atmósfera del volumen de carbono. Calculan que para ese año, un 25% de los vehículos que circulen por Europa serán eléctricos y otro 50%, híbridos. Si continúa la tendencia actual, las emisiones contaminantes que salen de los tubos de escape en Europa se reducirán en un 88% en 2050.

Según la Fundación, los autos eléctricos generan entre dos y tres veces menos calentamiento global que los de combustión a lo largo de todo su ciclo de vida. Por otra parte, calcularon que sustituir los vehículos de combustión interna permitirá ahorrar 49 mil millones solo en importaciones de combustibles fósiles en 2030. Además, para ese año, se crearán hasta 206 mil nuevos empleos.

Un análisis del ICCT indicó cuáles son las 25 ciudades del mundo en las que más se vendieron autos eléctricos hasta 2017. La primera es Shanghai, en China. Le sigue Beijing, en el mismo país, y en tercer lugar, Los Ángeles, en Estados Unidos. En la lista también figuran San Francisco, Tokyo, Nueva York, París y Londres.

En Europa, Noruega, está a la cabeza. En el país nórdico quieren abolir la comercialización de vehículos con motor tradicional. Aspiran a que su parque vehicular sea cero emisiones y en la actualidad los eléctricos y los híbridos son mayoría. De acuerdo con la Norwegian Independent Vehicle Authority (Autoridad de vehículos independientes de Noruega), las ventas de este tipo de autos ya superaron a la mitad de todos los autos nuevos que se comercializaron en el país durante 2017. En ese año, el 52,2% de los vehículos nuevos vendidos fueron eléctricos e híbridos. Los primeros representaron el 31,3% y los segundos, el 20,9.

En Bergen, la segunda ciudad en importancia y tamaño del país, se estima que los niveles de dióxido de nitrógeno descendieron a los números de 2002. En la actualidad hay un 20% menos de autos en sus calles que en 1990 y el doble de personas circulando con respecto a 2010. En esta ciudad, alrededor del 18% de los vehículos son eléctricos, y tienen privilegios, como poder estacionar y acceder a más espacios del centro que los autos convencionales. El gobierno incentiva este medio de transporte y por eso se promovió la instalación de muchos puntos de recarga en la ciudad.

, ,


Últimos Tweets